Lamar Odom
El exjugador de baloncesto Lamar Odom, durante su época en los Lakers. EFE

No hace tanto que Lamar Odom era una estrella de la NBA. Sin ir más lejos, en junio de 2010 Los Angeles Lakers conquistaron su segundo anillo de campeón de manera consecutiva con Kobe Bryant como estrella y dos escuderos de lujo: Pau Gasol y el nuevo fichaje del Laboral Kutxa.

Vivió sus mejores años en los Lakers, conquistó dos títulos junto a Pau Gasol y Kobe BryantA Vitoria llega un jugador que con una exitosa carrera en la mejor liga del mundo pero que ha tenido una vida llena de luces y sombras. Anillos de la NBA, galardones individuales o miembro del equipo estadounidense por un lado, pero también problemas con el alcohol y las drogas, una carrera deportiva que ha ido en claro declive, una dura infancia que vivió huérfano de madre y con un padre enganchado a la droga y la pérdida de uno de sus hijos cuando solo tenía 6 meses.

Odom empezó su carrera en Los Angeles Clippers, el equipo pobre de la ciudad californiana -aunque actualmente ya no tanto-, y fue una de las estrella del equipo entre 1999 y 2004, cuando fue traspasado a los Miami Heat.

Tras un breve paso por Florida, los Lakers se hicieron con sus servicios como parte del 'pago' del fichaje de Shaquille O'Neal. Fue en el conjunto angelino donde desarrolló su mejor juego, convirtiéndose en un hombre vital en los dos anillos conquistados junto a Pau Gasol en 2009 y 2010.

Además, fue seleccionado para el Team USA en dos ocasiones, en 2004 y en 2010. Como prácticamente todo en su vida, hubo una cara y una cruz en su participación con el equipo de su país. En Atenas 2004 formó parte del primer equipo estadounidense formado por jugadores profesionales que no logró el oro tras caer en semifinales ante Argentina (acabaron siendo bronce), mientras que en el Mundial de Turquía de 2010 formó parte de la selección que logró brillantemente el título.

Posteriormente, fue elegido mejor sexto hombre de la NBA en 2011, pero ese verano los Lakers intentaron traspasarle, junto a Pau Gasol, para hacerse con los servicios de Chris Paul. Su orgullo no soportó esa situación, se sintió traicionado y exigió su traspaso a un equipo con aspiraciones de la liga, con lo que acabó jugando en los Dallas Mavericks. Su carrera como jugador de élite acabó ahí.

Su nivel en los Mavericks, campeones el año pasado, fue muy deficiente y al año siguiente volvió a Los Angeles, pero de nuevo a los Clippers, donde tuvo un papel marginal. Lejos quedaba ya su papel como jugador importante.

Problemas con el alcohol y las drogas

Desde entonces, solo se supo de Lamar Odom por problemas extradeportivos. En agosto de 2013 fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol y poco después tuvo que ingresar en un centro de rehabilitación por alcohol y drogas. La propia familia reconoció que su gran preocupación era que Odom tuviera una adicción al 'crack'. Ya en 2001 había sido suspendido por la NBA por consumo de marihuana.

Hace solo unos meses fue ingresado en un centro de rehabilitación

Su relación con Khloe Kardashian, la conocida modelo y presentadora estadounidense, juega un papel clave en esta historia negra de Lamar. Con ella llegó a participar en un 'reality show' que supuso, según admitió el jugador, una experiencia traumática para él, y estar siempre en las portadas de las revistas del corazón le afectó psicológicamente.

El pasado mes de diciembre, la menor de las hermanas Kardashian se presentó en un juzgado para presentar una demanda de divorcio después de cuatro años de matrimonio. La relación entre ambos parece no tener arreglo ya.

Lamar Odom, que tiene 34 años, tiene en su llegada a Baskonia una última oportunidad de demostrar que puede seguir jugando al baloncesto. Es un jugador con una clase tremenda, una zurda de oro, y la clave del éxito de su fichaje estará en su estado físico y, sobre todo, en su motivación. Ojalá podamos disfrutar en España de su mejor versión.