Pau Gasol
Gasol se levanta ante Nicolas Batum, de los Blazers. EFE

La ausencia de los jugadores franquicias de Trail Blazers de Portland y Los Ángeles Lakers como son los escoltas Brandon Roy y Kobe Bryant, respectivamente, afectó más a los primeros que a los campeones de liga que con Ron Artest, Lamar Odom y Pau Gasol ganaron de visitantes 82-99.

La victoria hizo olvidar de inmediato a los Lakers la derrota sufrida la noche anterior en su campo del Staples Center frente a los Nuggets de Denver.

Bryant, lesionado en el tobillo izquierdo dejó su puesto a Artest y como número tres salió Lamar Odom, que iba a ser decisivo, especialmente en el juego bajo los aros, al conseguir un doble-doble de 10 tantos, 22 rebotes, su mejor marca como profesional, y seis asistencias.

Artest respondió con 21 tantos para ser el líder encestador, el base Derek Fisher llegó a 14 tantos para repartir seis asistencias, mientras que Gasol anotó 13 y capturó ocho rebotes.

Gasol jugó 39 minutos para anotar 13 puntos, con 6 de 14 tiros de campo, 1-2 desde la línea de personal, repartió cuatro asistencias, puso un tapón y recuperó un balón.

Rudy, flojo

El escolta español Rudy Fernández jugó 24 minutos para los Trail Blazers y aportó siete puntos después de anotar 2 de 6 tiros de campo, que fueron dos triples en cuatro intentos, y 1-1 desde la línea de personal.

Fernández tampoco estuvo acertado en el juego bajo los aros al quedarse con sólo un rebote y repartió una asistencia para los Trail Blazers, que sólo tuvieron ventaja en la primera parte con parcial de 39-30.El escolta reserva Shannon Brown también iba a ser decisivo al conseguir 19 tantos para convertirse en el sexto jugador del partido.

Con su victoria, los Lakers (39-13) detuvieron una racha de nueve derrotas seguidas en el campo del equipo de Portland, el "Rose Garden", donde no ganaban desde el 23 de febrero del 2005.

Bryant no pudo jugar debido a una torcedura en el tobillo izquierdo, que sufrió en Filadelfia, su ciudad natal, la pasada semana, y rompió una racha de 235 partidos de manera consecutiva.