Los Lakers de Pau Gasol pasan por encima de los actuales campeones

  • Los angelinos ganaron a los Spurs por 106-85.
  • Gasol, con 14 puntos y 11 rebotes, logró su vigésimo sexto doble-doble.
  • El mejor, Lamar Odom con sus 17 puntos y 14 rebotes.
Gasol anota ante los Spurs. (Lucy Nicholson / Reuters).
Gasol anota ante los Spurs. (Lucy Nicholson / Reuters).
Lucy Nicholson / Reuters

Los 17 puntos y 14 rebotes de Lamar Odom encaminaron a los Lakers a una decisiva victoria frente a los Spurs de San Antonio por 106-85, que deja al conjunto californiano a un paso de asegurar la primera plaza en la Conferencia Oeste.

Pau Gasol, que, con 14 puntos y 11 rebotes, logró su vigésimo sexto doble-doble de la temporada, protagonizó un bonito duelo frente a Tim Duncan -16 puntos y 12 rebotes-.

Aunque comenzaron despistados al comienzo del partido, en el que encajaron un parcial inicial de 0-7, los Lakers normalizaron la situación tras robo de balón de Gasol, que recorrió la cancha de costa a costa para culminar la acción con un mate (17-17). Los de Phil Jackson acabaron en ventaja el primer cuarto (25-23) pero no lograban imprimir una mayor velocidad a su juego.

La igualdad era la nota dominante. Los californianos encontraron acomodo en los lanzamientos de media distancia, mientras que los de Popovich, liderados por un gran Parker -18 puntos en la primera mitad-, apostaban por la fortaleza de Duncan en el interior y la efectividad de Udoka. Al descanso, empate a 53.

Los Lakers se escapan

En el tercer periodo, los Lakers encontraban su ritmo. El Staples rugía. Un mate de Radmanovic elevaba a once la brecha, pero cuando más negras pintaban las cosas para San Antonio, Udoka sumó una jugada de cuatro puntos (triple más personal) que bajaba a los locales de la nube. Sólo por el momento, porque Kobe Bryant clausuró el tercer periodo con un triple sobre la bocina a pase de Gasol que dejó el marcador en 79-67.

En el último acto, Odom apretó el acelerador para poner los 20 de ventaja (91-71) ante un rival inoperante, lastrado por el bajón de su director de juego en la segunda parte y el escaso acierto en el tiro. Sin Bryant ni Gasol, ya en el banquillo, pero con la tranquilidad del deber cumplido, los locales no aflojaron la intensidad y lograron desdibujar por completo a los Spurs, a quienes mandaron un claro mensaje en vistas a las eliminatorias por el título.Los

Mostrar comentarios

Códigos Descuento