Yao Ming
El jugador de los Houston Rockets Yao Ming (segundo por la derecha) en el banquillo, tras empezar las molestias en su pie izquierdo. REUTERS

Los Rockets de Houston han perdido a su jugador franquicia cuando más le necesitaban. El pívot chino Yao Ming no fue capaz de concluir la temporada en plena forma y se lesionó en vísperas del cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste, que disputan contra los Lakers de Los Ángeles y que domina el equipo californiano por 2-1 al mejor de siete, después de haber ganado 94-108 el tercero disputado el viernes en el Toyota Center.

En dicho duelo, los Rockets no sólo perdieron el partido y el factor de la ventaja de campo, sino que se vio como Ming  cojeaba visiblemente del pie izquierdo en los últimos minutos del cuarto periodo. Los que conocen la historia del poder físico de Ming ya comenzaron a temerse lo peor, aunque no se esperaba era un diagnóstico tan negativo y rotundo por parte del médico de los Rockets, el doctor Tom Clanton, que confirmó la fractura del pie izquierdo de Ming e informó de que el chino "necesitará llevarlo con la protección de una escayola para caminar".

"Yao no podrá tener ningún tipo de actividad física entre ocho y 12 semanas", explicó Clanton. "Su recuperación será completa y no tendrá ningún tipo de problemas posterior".

Una experiencia en la NBA accidentada

No es la primera ocasión enq ue el pie izquierdo da problemas a Ming, quien comenzó con las lesiones graves antes de concluir la temporada regular al sufrir la fractura del quinto hueso metatarsiano ante los Jazz de Utah y se perdió la fase final del 2005-06.

En febrero del año pasado, Ming también se vio forzado a ir al hospital para operarse de una fractura en su pie que le impidió jugar la fase final, aunque si estuvo listo para disputar los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 con la selección nacional de China.

Ahora, aunque la baja de Ming deja a los Rockets sin unos promedios de 17,1 puntos y 10,9 rebotes, que había conseguido en lo que va de la fase final, Adelman está convencido que el equipo puede hacer bien las cosas y luchar por el triunfo ante los Lakers.

"Las lesiones son parte integral del juego y por lo tanto no debemos lamentarnos sino que ahora más que nunca centrar todos los esfuerzos para rendir al máximo e intentar ganar el partido", declaró Adelman, técnico de los Rockets, que ha tenido que superar la baja de 12 jugadores durante la temporada regular, que se perdieron 179 partidos.

Adelman admitió que ya había comenzado a trabajar la opción de no disponer de Ming para el cuarto partido y tenía toda la confianza en sus jugadores: "Debemos jugar al máximo de nuestro potencial y si los profesionales en el campo lo asumen de esa manera y de una forma colectiva, podemos dar la sorpresa". "Si algo hemos hecho bien esta temporada ha sido superar en todo momento las bajas por lesión y los Lakers deben saberlo".