Bryant y Gasol
El jugador estadounidense de los Ángeles Lakers Kobe Bryant (i) atrapa un rebote junto al pívot español Pau Gasol. EFE

El equipo con la peor marca de la Conferencia Oeste, los Suns de Phoenix, dirigido por un entrenador interino y novato en la NBA, surgió con su mejor baloncesto defensivo y venció (92-86) a Los Ángeles Lakers, que rompieron racha de tres triunfos consecutivos.

Además los Lakers también perdieron cuando faltaban siete minutos para el final del partido al pívot estelar Dwight Howard, que se volvió a resentir por segunda vez en una semana de la lesión que sufre en el hombro derecho.

D'Antoni confirmó que sigue en plena fase de "ajustes" dentro de la plantilla

El equipo angelino, que llegó al US Airways Center con dos exídolos de la afición local, el entrenador Mike D'Antoni, ahora responsable del equipo angelino, y Nash, además de la moral alta por las tres últimas victorias consecutivas que habían logrado en su campo, volvieron a caer en la "depresión" del pobre juego que ofrecieron como conjunto.

D'Antoni también confirmó que sigue en plena fase de "ajustes" dentro de la plantilla y hasta el momento nadie sabe a que juega de verdad en su nuevo sistema.

Porque el escolta Kobe Bryant volvió a ser el base titular, que dirigió y distribuyó el balón, mientras que Nash se limitó a aportar 11 puntos y el apero Metta World Pece fue designado como la segunda opción ofensiva del equipo al hacer 17 tiros de campo y aportar sólo 15 tantos.

Dos menos que los 17 de Bryant, líder encestador del equipo, que además repartió nueve asistencias, capturó cinco rebotes y perdió seis balones.

Pero Bryant falló una canasta de penetración a falta de 24 segundos que hubiese podido empatar el partido y forzar la prórroga para los Lakers.

El ala-pívot español Pau Gasol siguió como reserva y volvió a ser el sexto hombre, que aportó 14 puntos, cinco rebotes y un tapón.

Gasol jugó 37 minutos, el que más después de Bryant (39), anotó 6 de 13 tiros de campo y 2-5 desde la línea de personal, repartió dos asistencias, recuperó un balón y lo perdió cuatro veces.

El ala-pívot Antawn Jamison consiguió 13 puntos y el alero Earl Clark, el jugador que ocupa el puesto de titular de Gasol en el nuevo esquema táctico de D'Antoni, sólo pudo aportar cinco tantos (1-4, 1-4, 2-4), capturó ocho rebotes y repartió dos asistencias.

Si la derrota fue frustrante para los Lakers, que no pudieron mantener la cómoda ventaja que tenían al llegar al cuarto periodo, el agravamiento de la lesión de Howard empeoró a un más el futuro del equipo, que tiene marca perdedora de 20-26 y están fuera de los ocho mejores equipos de la Conferencia Oeste que les da derecho a disputar la fase final.

Ficha técnica:

92 - Phoenix Suns (26+15+22+29): Dragic (11), Tucker (6), Gortat (14), Dudley (11), Scola (12) -cinco inicial-, Morris (-), Beasley (27), Brown (8) y Telfair (3).

86 - Los Ángeles Lakers (22+19+32+13): Nash (11), Bryant (17), Howard (9), Peace (15), Clark (5) -cinco inicial-, Jamison (13), Gasol (14), Blake (2) y Meeks (-).

Despedida de Calderón

Los Raptors de Toronto vivieron una noche muy especial en el Philips Arena de Atlanta, donde antes de perder por 93-92 frente al equipo local de los Hawks, informaron al base español José Manuel Calderón y al ala-pívot Ed Davis que habían sido traspasado a los Grizzlies de Memphis por el alero Rudy Gay y el pívot iraní Hamed Haddadi.

Los Pistons de Detroit también intervinieron en el traspaso al quedarse con Calderón, por el que los Grizzlies recibieron al veterano alero Tayshaun Prince y al ala-pívot Austin Daye.

La noticia no pilló de sorpresa a Calderón, de 31 años, que desde antes de iniciarse la temporada con la llegada del base Kyle Lowry, fue colocado al frente de la lista de los transferibles por los Raptors, y durante unas horas le permitieron ser compañero de su compatriota, el pívot Marc Gasol.

La incógnita de Calderón, desde antes de ir con la selección de España a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, era saber a que equipo sería traspasado.

Luego en el campo, los Raptors estuvieron siempre enfocados en el partido con Lowry en el puesto de titular que hasta ahora ocupó Calderón y no cedieron hasta los últimos 21 segundos del tiempo reglamentario cuando el pívot dominicano Al Horford anotó de mate la canasta decisiva. Al final, derrota ante los Hawks (93-92).