Chris Horner, en el Angliru
El estadounidense Chris Horner afronta sobre sus pedales la Cueña les Cabres del Angliru, el exigente puerto asturiano. EFE

Después de que la organización de la Vuelta haya visitado la zona en los últimos tiempos y sus particularidades hayan recibido la aprobación de Unipublic (logística y demás) es hora para su estreno en la alta competición. Según adelantaba este domingo el Diario de León,  la Vuelta 2014 descubrirá  La Camperona, una montaña  de 1.597 metros que ha sido bautizada pomposamente como "el hijo del Angliru" por sus números y sus porcentajes y que acogerá un final de etapa.

La Camperona, en la localidad de Sotillos de Sabero, no muy lejos geográficamente de Cistierna, nace de la unión de esta pequeña población leonesa  con unas antenas de telecomunicaciones y unas instalaciones de vigilancia contra incendios. Tres estrechos kilómetros de gran dureza  cuyo porcentaje medio nunca baja del 11 % y con pendientes máximas de hasta el 20%.

Aunque la ruta vienen ascendiendo desde siete kilómetros más atrás, desde el puente de la carretera CL-626 que salva las aguas del río Esla y desde la localidad de Sabero. Son kilómetros de pendientes más moderadas y asequibles. En total, 10 kilómetros a una pendiente media de 6,7 %.

Según el rotativo leonés la etapa vendrá desde Cantabria, con posible salida en la localidad de Torrelavega.

De cara a 2014 ha trascendido, además de la salida desde Jerez de la Frontera y la estancia por tierras gaditanas durante tres días,  la posibilidad de que  la plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela, tras otras tres etapas en suelo gallego, albergue el final de la carrera con una etapa contrarreloj.