Nick Kyrgios
Nick Kyrgios, durante el Masters 1000 de Roma. EFE

Nick Kyrgios vuelve a ganarse su protagonismo fuera de las canchas. Después de dejar un feo gesto hacia Medvevev en el Masters 1000 de Roma, pasó por los micrófonos del podcast NCR Tennis, asociado al 'New York Times', y no se mordió la lengua.

El polémico tenista dejó varias perlas durante los 25 minutos de charla con los periodistas que le entrevistaron. Uno de sus focos de crítica fue Novak Djokovic. Sobre el serbio, dijo que padece un serio problema de aceptación. "Tiene una obsesión enfermiza con ser querido. Quiere gustar tanto que no puedo soportarlo", se burló el australiano. No importa cuántos Grand Slams gane. Aunque superase el récord de Federer, nunca será el mejor. Le gané dos veces y no hice mucho esfuerzo. Él nunca será el 'GOAT' para mí", aseguró.

Más duro es hacia Fernando Verdasco. Con el tenista español ya había tenido sus polémicas en el pasado, y no ha dejado pasar la oportunidad de criticar la soberbia que, en su opinión, tiene hacia los jóvnees. La frase es contundente: “Es la persona más arrogante de la historia”.

La criticada actitud de Kyrgios y sus constantes gestos ofensivos le han colocado en el ojo del huracán del tenis. De hecho, ser un tenista problemático le ha generado muchos problemas e incluso hay quienes apuntan a su carácter como uno de los elementos clave para que no haya ganado ningún Grand Slam, de momento. Cuestionado al respecto, el tenista admitió que puede ser: "Sí, seguro que hay parte de razón ahí...".

También ha tenido palabras hacia Rafa Nadal, pero algo más amables. "Nadal es mi polo opuesto como jugador, por eso se enfada cuando le gano. Lo que ha hecho asusta, ha ganado 11 Roland Garros y adaptó su juego para ganar en hierba", recordó.