Robert Kubica
Fotografía de archivo del piloto polaco Robert Kubica. KAI FOERSTERLING / EFE

El piloto polaco de Fórmula 1 Robert Kubica ha sido dado de alta del hospital de Módena (norte de Italia) en que se encontraba internado, tras someterse a una nueva operación en su pierna derecha.

El piloto ya se encuentra en su residencia de Mónaco, aunque los médicos han indicado que deberá esperar entre dos y tres semanas para retomar su rehabilitación, según ha informado la publicación Autosport.com.

Kubica fue operado el pasado viernes, después de que una caída dos días antes le provocara la reapertura de una fractura en la tibia de su pierna derecha, sufrida en el accidente que protagonizó el pasado 6 de febrero durante un rally en Italia.

No podrá empezar la temporada a tiempo

En un primer momento, Kubica fue llevado al hospital de Versilia, donde se le realizaron una serie de radiografías, aunque el piloto prefirió ser trasladado al centro hospitalario de Pietra Ligure, en el que fue atendido después del accidente sufrido en febrero.

El pasado 23 de noviembre Kubica, piloto de Lotus Renault, comunicó a los responsables del equipo que, pese a haberse sometido a un programa intensivo de entrenamientos, todavía era demasiado pronto para regresar a la competición en el Mundial de Fórmula Uno 2012.

Tras su accidente en el rally de Andora, la carrera que se disputa en la provincia de Savona (noroeste de Italia), Kubica se sometió a varias operaciones: la primera fue en la mano derecha (una de las partes de su cuerpo más dañadas); la segunda, en un pie, un hombro y la parte anterior un codo, para finalmente ser intervenido en la parte posterior de ese mismo codo.