Robert Kubica
Fotografía de archivo del piloto polaco Robert Kubica. KAI FOERSTERLING / EFE

El piloto polaco Robert Kubica (Lotus Renault) deberá estar al menos "dos semanas más" en el hospital italiano de Santa Corona, donde se encuentra ingresado desde que el pasado 6 de febrero sufriera un grave accidente en un rally en Italia, según informó uno de sus médicos, el doctor Mario Igor Rosello.

"Las dos próximas semanas, seguirá aquí para que podamos monitorizar su estado. En este periodo de tiempo aún habrá riesgo de infección y otras complicaciones, hay que cambiarle los drenajes de la mano cada pocos días. Después de dos semanas, evaluaremos el próximo paso a dar", afirmó en una entrevista con la web de la marca del rombo.

El galeno precisó que Kubica está afrontando "muy bien" las cosas y su condición "es positiva, teniendo en cuenta lo que ha pasado". "La buena noticia es que no ha habido ninguna complicación después de todas las operaciones a las que se ha sometido recientemente", añadió.

Puede mover ligeramente los dedos de la mano

De hecho el corredor ya puede mover "ligeramente los dedos" y tiene "un poco de sensibilidad en la mano". "Eso es muy importante porque significa que no hay ningún signo de infección, que es la principal preocupación", apuntó.

Roselló explicó los motivos de su traslado de cuidados intensivos a la planta de rehabilitación. "Ya está en su propia habitación y lo más cómodo posible. Ha empezado a hacer algunos ejercicios con la mano como flexiones ligeras en los dedos", añadió.

Por último, el médico aseguró que Kubica está con muchas ganas de comenzar con los ejercicios. "No sufre dolores y su condición psicológica es bastante buena. Está deseando empezar con la rehabilitación tan pronto como sea posible", finalizó.