Kokorin y Mamáev, condenados por vandalismo
Los jugadores de fútbol Alexander Kokorin (c) y Pável Mamayev conversan antes de la lectura de su veredicto, EFE

Los futbolistas Alexandr Kokorin y Pável Mamáev han sido condenados por la justicia rusa a un año y medio de cárcel por los lamentables actos de vandalismo que protagonizaron en octubre de 2018.

El escandaloso incidente de los jugadores del Zenit y el Krasnodar, respectivamente, incluyó trifulcas y agresiones en plena calle y en una cafetería tras una noche de juerga.

El juez consideró demostrada la culpabilidad de Kokorin y Mamáev, que están en prisión preventiva desde hace varios meses, por lo que deberán continuar en la cárcel.

La agresión registrada en la cafetería, cometida contra un funcionario del ministerio de Industria y Comercio que les increpó por su comportamiento y terminó siendo agredido a puñetazos y por el lanzamiento de una silla, fue captada por la cámara de seguridad, siendo una de las pruebas más relevantes del caso.

Técnicamente, Kokorin debería cumplir siete meses y medio más de cárcel y Mamaev algo menos, ya que fue condenado a un mes menos que su amigo. No obstante, cada día en prisión preventiva cuenta como día y medio, así que los futbolistas recobrarán su libertad en unos tres meses.

Los abogados defensores insistieron en que sus clientes reaccionaron a una presunta provocación, y recalcaron las muestras de arrepentimiento mostradas por los futbolistas.

Las autoridades rusas aseguraron que "el juez demostró que para él todos son iguales ante la ley, sean famosos futbolistas, actores, funcionarios o ciudadanos de a pie. Así debe ser”.