Kevin Garnett ficha por Boston
Kevin Garnett (c) ficha por Boston. (NBA.com)

La incógnita sobre el futuro del alero Kevin Garnett llegó a su final después que ayer se anunciara oficialmente que había sido traspasado por los Timberwolves de Minesota a los Celtics de Boston a cambio de siete jugadores.

El traspaso se ha convertido en el mayor de la historia de la NBA al recibir los Timberwolves a cinco jugadores y dos derechos de selección de la primera ronda en el sorteo universitario.

Los Celtics dieron a los Timberwolves los aleros Al Jefferson, Ryan Gomes y Gerald Green; el base Sebastian Telfair y el pívot Theo Ratliff, que con 34 años es el único veterano, por que el resto no supera los 22.

La llegada de Garnett, ex Jugador Más Valioso (MVP) y 10 veces seleccionado al Partido de las Estrellas, le da a los Celtics la gran oportunidad de volver a ser un equipo con aspiraciones al título de liga, algo que no han tenido por más de dos décadas.

Garnett se unirá al alero Paul Pierce y al escolta Ray Allen para formar un nuevo "Big Tree" con el que esperan recuperar su condición de equipo que ha ganado 16 títulos de liga, líderes en la historia de la NBA.

"Me siento muy motivado de convertirme en jugador de los Celtics", declaró Garnett. "Voy a tener una oportunidad única de tener como compañeros a profesionales de la clase de Paul y Ray, juntos en una organización con un legado y una tradición que nadie ha podido conseguir en la NBA".

Supera el traspaso de Pippen

El traspaso en el que más jugadores habían sido incluidos hasta ahora había sido de seis, cuando en la temporada de 1999, el alero Scottie Pippen fue traspasado por los Trail Blazers de Portland a los Rockets de Houston.

Los Celtics no han podido ganar un nuevo título desde la temporada de 1986, cuando todavía jugaban en el equipo Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish.

McHale, que ahora es vicepresidente de operaciones de los Timberwolves, y Danny Ainge, gerente general de los Celtics, que también formaba parte del equipo campeón de 1986, han sido los que al final hicieron posible que Garnett accediese al traspaso.

Otros equipos como los Suns de Phoenix, Warriors de Golden State, Los Angeles Lakers y los Mavericks de Dallas, entre otros, habían estado interesados en conseguir los servicios de Garnett, que no pudo ver cumplido su sueño de hacer a los Timberwolves campeones de la NBA.

Garnett, de 31 años, ya llegó a un acuerdo de extensión de contrato por tres temporadas más con los Celtics, que le garantiza estar con ellos hasta la del 2011-12 al tener todavía dos más en el que firmó con los Timberwolves.

Se estima que Garnett podrá cobrar más de 116 millones de dólares durante el tiempo que esté con los Celtics, que también tendrán que pagar algo de impuesto de lujo.