Kepa posa con la camiseta del Chelsea.
Kepa posa con la camiseta del Chelsea. CHELSEA

Como ya se sabía desde el martes por la tarde, la operación a tres bandas que ha mandado a Courtois al Real Madrid procedente del Chelsea, y a Kepa Arrizagalaba al Chelsea procedente del Athletic Club, ya es oficial a todos los efectos. El último anuncio ha sido el del cuadro londinense, que ha oficializado la llegada del guardameta vasco después de haber abonado en la mañana del miércoles su cláusula de rescisión en la sede de la liga.

El guardameta belga forzó su salida al equipo blanco -sólo le quedaba un año de contrato-, lo que ha provocado que el equipo entrenado por Maurizio Sarri haya tomado la decisión de convertir al internacional español en el portero más caro de la historia del fútbol, tras abonar 80 millones por hacerse con sus servicios, superando los 75 que pagó el Liverpool por Alisson Becker hace apenas unas semanas.

"Es una decisión muy importante para mí, por supuesto para mi carrera y también para mi vida personal", asfirmó el guardameta vasco a los medios oficiales del club. "Me atrajeron muchas cosas del club, los títulos que ganó, la plantilla, la ciudad, la Premier League... Es una acumulación de cosas, y estoy muy contento de que el Chelsea haya decidido confiar en mí".

Con esta incorporación, que llega casi sobre la bocina -el mercado de traspasos de la Premier League se cerrará el jueves a las 18 horas- el Chelsea consigue solucionar el problema de la portería, que ahora queda en manos del Athletic Club, aunque el cuadro vasco ha dejado claro que confía en Iago Herrerín para asumir la responsabilidad de guardar la portería de San Mamés.