Aitor Karanka no dio mayor prioridad a la Copa del Rey que a la Liga, por estar el Real Madrid a once puntos del Barcelona, y aseguró que en el club blanco "se pelea cada título hasta el final" y que "nunca" se ha tirado la competición copera, menos aún con el cuerpo técnico del que forma parte.

"Estando en este club, y como conozco al cuerpo técnico, prioridad son todos los títulos, cada partido que se juega en Liga, Copa y Champions. Así se va a afrontar. Cada partido de Copa lo afrontamos para hacer un buen encuentro y buscar un buen resultado. Sin que sea más o menos prioridad", aseguró.

Desde que está este cuerpo técnico, se da importancia a todas las competiciones

Y no coincidió con las declaraciones del capitán Iker Casillas a La Sexta, cuando afirmó que firmaba quedar a 25 puntos del Barcelona en Liga y ganar la 'Décima' Copa de Europa.

"El cuerpo técnico ya está bastante incómodo a la distancia que estamos ahora como para pensar en una distancia superior. Aquí se pelea por cada título hasta el final. Hasta que matemáticamente se pueda, estaremos intentando todo", manifestó.

"En los años que estoy aquí nunca se ha tirado la Copa. Antes el formato a un partido sorprendió a muchos equipos. Desde que está este cuerpo técnico, da importancia a todas las competiciones y desde el primer partido se intenta sacar al mejor equipo para afrontar las eliminatorias", añadió.

El segundo técnico madridista no quiso dar ninguna pista sobre el equipo que jugará en Balaídos la ida de los octavos de final de Copa del Rey. Sí dejó elogios al juego del Celta.

"Es un equipo que juega bien, el otro día en San Mamés hizo un buen partido aunque ganó el Athletic. El objetivo es hacer un buen juego, sacar un buen resultado con el mejor equipo, pensando que hay un partido de vuelta en el Bernabéu. Esperamos dar un el nivel para traer un buen resultado a la vuelta", dijo.

Preguntado por el récord goleador del argentino Leo Messi, Karanka destacó la bonita competencia con Cristiano Ronaldo. "Hablamos de jugadores de otro mundo que están alimentándose uno del otro. Hace que uno meta goles y bata récords para que al año siguiente lo consiga el otro. Nos aprovechamos y disfrutamos todos de contar con estos dos jugadores".