Ronaldo y Kaká
Kaká y Ronaldo, con sus selecciones AGENCIAS

Los dos viajaron desde el mismo origen, pero con destinos, y sobre todo, suertes, bien distintas.

Kaká y Ronaldo abandonaron Madrid para encarar con sus selecciones los partidos clasificatorios para el Mundial de 2010 y sus resultados distaron tanto entre sí como la forma de ser de ambos cracks blancos.

Kaká jugó ante Argentina, a la que dejó muy tocada tras el 1-3, que, ya de paso, le sirvió a la selección canarinha para clasificarse para el Mundial. El delantero dio una lección de fútbol ante su eterno rival. Y lo hizo en casa de Messi, a lo grande.

Ronaldo, sin embargo, no tuvo la misma suerte. Su estéril empate ante Dinamarca le aleja de la cita mundialista, por lo que el crack portugués tendrá que dar aún más de sí para conseguir una victoria ante Hungría que les deje soñar. Además, prensa e hinchada han cargado las tintas contra CR9, haciéndole máximo responsable, junto a Queiroz, del fiasco ante los daneses.

A pesar de estas dos situaciones tan distintas, el Real Madrid teme por la salud de los dos. En el caso del brasileño, el cansancio físico puede hacer mella en él, y en el club de Chamartín ya temen que no pueda jugar ante el Espanyol en la segunda jornada de Liga. Por suerte para los blancos Kaká está sancionado, por loq ue no puede estar ante Chile por sanción. El Madrid espera que la Federación brasileña dé el sí oficial a su petición de dejarle volver antes a la capital de España.

Un caso diferente es el de Ronaldo. Podría quedarse fuera del Mundial, lo que significaría un duro golpe anímico para el portugués. En el Madrid saben que no son los mejores momentos de Cristiano con su selección, por lo que quieren apoyar a CR9 sea cual sea el resultado ante Hungría.