Kaká, arrodillado
El delantero brasileño Kaká agradece a Dios su victoria (REUTERS). KAI PFAFFENBACH / REUTER

Los mejores jugadores del fútbol italiano podrían emigrar si la violencia de los seguidores y los escándalos continúan en el Calcio, según aseguró Kaká a La Gazzetta dello Sport.

El centrocampista del Milan se muestra impresionado por los incidentes del pasado fin de semana en Italia, y que ha puesto a su fútbol en la picota.

"Con todos estos actos de violencia se corre el riesgo de distanciar a los mejores jugadores de la Serie A", dijo el brasileño en el periódico italiano.

Italia está perdiendo credibilidad. La lista se está haciendo demasiado larga

El jugador no se queda ahí y sentencia: "Los jugadores de clase mundial quieren jugar en grandes equipos y en Italia están algunos de los más prestigiosos clubs del mundo. Pero estos jugadores también buscan alegría y entusiasmo".

"Primero fue el Calciopoli (presunto fraude deportivo cometido durante las últimas ligas italianas), luego el oficial de policía asesinado en Catania. Ahora esta nueva tragedia. Un fan asesinado mientras iba a ver un partido", resumió Kaká. "Italia está perdiendo credibilidad. La lista se está haciendo demasiado larga", sentenció.

El Madrid, al acecho

Si el brasileño deja la Liga Italiana, pretendientes no le van a faltar. De todos es sabido que el Real Madrid le pretende desde hace tiempo y su directiva echaría el resto para intentar su fichaje.