Las derrotas en el estadio de la Juventus son un clásico del Madrid del siglo XXI. Cayó en 2003, también en 2005, y una década después se repitió el resultado. Da igual que sea mejor equipo, que tenga mejores jugadores o más oportunidades. Si hay una eliminatoria en juego, Turín es feudo inexpugnable. Eso sí, esta vez hay un partido de vuelta para arreglarlo.

Desastroso partido de Ramos, Varane, Marcelo y Bale

El inicio de partido de los blancos fue de lo peor de la temporada, lejos de lo exigible para unas semifinales de Champions. Marcelo, Ramos y Varane perdieron cada balón que tocaron y la presión de la Juve desbordó a un Madrid desorientado. Y con ese panorama, poco tardó el conjunto italiano en aprovecharlo. Tévez aprovechó un agujero descomunal en la defensa rival, disparó abajo y el rechace de Casillas, insuficiente, lo empujó Morata a placer.

El gol cambió el guion previo al partido y los de Ancelotti se notaron incómodos. Ramos fue un agujero negro de pérdidas que costaron más de un infarto y Marcelo hizo que se añorara a Coentrao. Tévez hizo daño desde la mediapunta y Morata, de espaldas, fue un quebradero de cabeza para los centrales. El segundo de la Juve no parecía lejano.

Pero ante tal despropósito, llegó una jugada aislada, un balón suelto en el área que James tocó con inteligencia y Cristiano, de cabeza, no tuvo problemas para sumar su primer gol.

El empate cambió el signo del partido, y los madridistas tomaron la iniciativa, los nervios se habían sacudido. El dominio se tradujo en una jugada de ensueño, con una rápida circulación de balón que acabó en un centro de Isco que James remató a placer en el área pequeña. El balón, sin embargo, se estrelló en el larguero, y el posterior remate de Marcelo también. Hubiera sido, prácticamente, la sentencia de la eliminatoria.

Las precauciones se apoderaron de la segunda mitad, con dominio territorial de los blancos, pero algo ficticio. A los dos parecía gustarles el resultado. Y en ese escenario, los italianos se mueven mejor. Un córner a favor de los blancos lo remató Marcelo, rebotó en Pepe… y se montó un contragolpe letal. Tévez se quedó uno contra uno contra Carvajal y el lateral, impaciente, metió la pierna a destiempo para derribar al Apache, que no perdonó desde los once metros.

El Madrid se lanzó al ataque, entró al campo el hace poco héroe y hoy suplente Chicharito, y la Juventus se replegó. Y metió otro defensa. Le tocaba defender, y no se podía sentir más cómodo. Cada ataque fue repelido ante un Madrid desordenado, fallón y sin criterio. Su mejor reflejo, ver a Ramos perdiendo balones sin descanso fuera de sitio y a Varane cerca de regalar el tercero. El 2-1 ya no sonó tan mal al final, la eliminatoria está abierta y el Bernabéu decidirá.

Ficha técnica:

2 - Juventus: Buffon; Lichtsteiner, Bonucci, Chiellini, Évra; Sturaro (Barzagli, m.64), Pirlo, Vidal, Marchisio; Tévez (Pereyra, m.85) y Morata (Llorente, m.78).

1 - Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo; Kroos, Sergio Ramos, Isco (Chicharito, m.63), James; Bale (Jesé, m.85) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 1-0, m.8: Morata. 1-1, m.27: Cristiano Ronaldo. 2-1, m.57: Tévez de penalti.

Árbitro: Martin Atkinson (ING). Amonestó a Bonucci (5), Tévez (46), Vidal (56) y Chiellini (90) por el Juventus; y a Marcelo (57), Carvajal (75) y James (85) por el Real Madrid.

Incidencias: encuentro de ida de las semifinales de Liga de Campeones, disputado en el Juventus Stadium ante 41.011 espectadores que dejaron una recaudación de 3.305.232 euros.