La Juve, campeona
Los jugadores de la Juventus celebran la consecución de su cuarto título de Liga consecutivo. EFE

Un gol del chileno Arturo Vidal dio el triunfo en Génova a la Juventus (0-1), que selló la consecución del cuarto título consecutivo de la Liga de Italia para el conjunto turinés, que acumula 31 a lo largo de su historia.

Un solo punto necesitaba la 'Vecchia Signora' para amarrar matemáticamente el campeonato con cuatro jornadas de antelación y tres días antes de recibir al Real Madrid en la ida de semifinales de la Liga de Campeones.

El preparador de la Juventus apenas hizo reservas en su once a pesar del inminente duelo ante el Real Madrid en europa. Dejó fuera del equipo titular a Giorgio Chiellini, a Andrea Pirlo y a Álvaro Morata. Chiellini y Morata aparecieron en el tramo final.

La Juventus formó con Gianluigi Buffon, Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci, Simone Padoin, Stephan Lichtsteiner, Claudio Marchisio, Arturo Vidal, Stefano Sturaro, Roberto Pereyra, Carlos Tévez y Fernando Llorente.

En el minuto 72 Morata ocupó el lugar del argentino Carlos Tévez y uno después Chiellini salió en el puesto del también argentino Pereyra. A diez del final, el francés Kingsley Coman saltó al campo y el español Fernando Llorente se retiró.

Con los tres puntos obtenidos en el campo de la Sampdoria, la Juventus eleva su ventaja en la tabla a diecisiete puntos respecto a la Lazio, que el domingo visita al Atalanta. El torneo italiano quedó sentenciado con tres jornadas de antelación.

Pierde un Bayern lleno de suplentes

El Bayern de Múnich encajó en Leverkusen, ante el Bayer, su tercera derrota del curso en la Bundesliga (2-0), antes de visitar, el miércoles próximo, al Barcelona en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones y en el día del retorno a los terrenos de juego del español Javi Martínez.

El cuadro de Pep Guardiola, que afrontó el choque ya como campeón de la competición alemana y con algunas rotaciones en su once inicial, fue desbordado por el Bayer Leverkusen, que puja con el Borussia Monchengladbach por el tercer puesto y disputar la próxima edición de la Liga de Campeones.

Guardiola situó de inicio a Javi Martínez, que regresó a los terrenos de juego casi nueve meses después de sufrir una rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda. Formó como defensa central junto al brasileño Dante.