Julia Takacs y la historia de un primer podio histórico para el deporte femenino

Julia Takacs, medalla de bronce en los 50km marcha, primera vez que se disputa la prueba en categoría femenino en un Europeo
Julia Takacs, medalla de bronce en los 50km marcha, primera vez que se disputa la prueba en categoría femenino en un Europeo
EFE

Julia Takacs ha vuelto a hacer historia. La atleta de fondo del equipo español, nacida en Hungría, ha conquistado la medalla de bronce en la prueba de 50 kilómetros marcha del Europeo de Berlín de 2018 con un tiempo de 4:15:22.

Un podio histórico al tratarse de la primera vez que las mujeres tienen su réplica de la dura prueba. Hasta este año, sólo los hombres recorrían los 50km.

La reinvindicación femenina nació de la atleta estadounidense Erin Taylor Talcott, que el pasado año convocó a su abogado para librar una batalla en la que la pregunta de por qué las mujeres sólo corrían en 20km y no en 50 no obtenía respuesta lógica posible. Y ganó.

"Era injusto que los chicos tuvieran dos pruebas y nosotras una", dijo Julia Takacs en marzo, cuando se proclamó campeona de España de los 50km marcha, la primera de la historia.

Una luchadora que, consciente de la dureza de la prueba, no entiende de diferencias de género: "Es una salvajada, una paliza, cuatro horas de competición, el doble que un maratón, pero lo es para hombres y para mujeres".

Takacs se entrena a diario en el CAR bajo las órdenes de Montse Pastor. Ya desde las categorías inferiores demostró que estaba llamada al éxito. En 2011 fue campeona de Europa sub-23 y se colgó el oro también en la Universiada, presentando candidatura a un futuro prometedor.

'July', como le gusta que la llamen, no quería venir a España cuando sus padres se vieron obligados a emigrar. Ella sólo tenía 14 años. Por entonces, ya había empezado a marchar tras una carrera frustrada en la gimnasia rítmica. Una vez que llegó a su país de acogida, se dio cuenta de que era lo suyo. 

En los Juegos Olímpicos de Río 2016 no logró pasar de la decimotercera plaza en los 20km, una espina clavada que, dos años después se quita en las calles berlinesas con más del doble de esfuerzo.

La campeona española, nacionalizada en 2008, tiene claro que la gran meta está fijada en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Una cita para la que aún no está apobada la prueba de 50km marcha en categoría de mujeres, la última gran barrera del atletismo femenino.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento