Jugadores arrodillados
Jugadores de la NFL, arrodillados durante el himno. TWITTER EUROSPORT

Guerra abierta entre Donald Trump y la multimillonaria NFL, la liga de fútbol americano. Todo empezó este viernes, cuando el presidente de Estados Unidos, en un mitin en Alabama, criticó a jugadores de la liga de fútbol americano NFL que han hecho protestas durante la interpretación del himno nacional.

Trump instó a los dueños de esos equipos a despedir a los jugadores críticos y añadió que, si los aficionados "abandonaran el estadio" cuando tienen lugar protestas de ese tipo, esas "cosas pararían". El presidente de EE UU fue aún más lejos en su lenguaje al subrayar que los propietarios de entidades de la NFL deberían decirle a los deportistas rebeldes: "saquen a ese hijo de puta del campo ahora mismo".

Este domingo, los jugadores han respondido. En un partido de exhibición entre los Baltimore Ravens y los Jacksonville Jaguars, unos 25 jugadores de ambos equipos se arrodillaron en la interpretación del himno.

El polémico presidente estadounidense siguió arremetiendo este domingo contra la NFL, llegando incluso a promover un boicot al campeonato: "Si los aficionados de la NFL se negaran a ir a los partidos hasta que los jugadores dejaran de faltar el respeto a nuestra bandera y país, verían un cambio rápido. ¡Despídanlos o suspéndanlos!", demandó Trump en su cuenta de la red social Twitter.

"La asistencia (a los partidos de la) NFL y los índices de audiencia están por los suelos (...) Muchos no van porque aman a nuestro país. La liga debería apoyar a EE UU", agregó.