NFL
La dureza del Fútbol Americano (Reuters). Agencias

Desde el pasado domingo el mundo de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) había vivido la incertidumbre y la desolación de la grave lesión sufrida por el defensor Kevin Everett, de los Bills de Buffalo, al que se le había diagnosticado un parálisis en todo su cuerpo.

Sin embargo, en las últimas 24 horas, las noticias médicas que han llegado desde Buffalo (Nueva York) y Miami (Florida), han cambiado por completo el sombrío panorama que se presentaba para Everett y ahora ya se habla de que no sólo podría volver a caminar sino hacer una vida normal.

Los doctores que operaron durante cuatro horas a Everett para corregirle la grave lesión que sufrió en las cervicales y que le afectó a la espina dorsal consideran que los adelantos de la ciencia, le aplicaron los últimos métodos descubiertos, y la gran fortaleza del jugador han hecho posible la mejoría.

Aparentemente un choque normal

Lo que en apariencia fue un choque normal, el jugador cayó al piso y quedó inmóvil por 15 minutos

Everett se lesionó tras un cruce con el jugador de los Broncos de Denver, Domenik Hixon, en el segundo período, y lo que en apariencia fue un choque normal al comienzo del segundo tiempo, el jugador cayó al piso y quedó inmóvil por 15 minutos antes de ser sacado del estadio hacia el hospital.

Avance de la ciencia o "milagro", la nueva realidad es que Everett ya tiene movilidad en sus piernas, juntas y por separado, movió los dedos de los pies y pudo hacerlo también levemente con su tobillo," relató el doctor Kevin Gibbons, director de la unidad de cuidados intensivos neurológicos del hospital Millard Fillmore Gates, de Buffalo, donde se encuentra internado el jugador.

"Pudo también vencer la gravedad con la parte inferior de una pierna con la rodilla elevada. Logró extender su codo utilizando su músculo tríceps", explicó Fillmore.

Sin embargo, los profesionales que lo asisten advirtieron que Everett aún tiene un largo camino por delante, aunque ahora ya se habla de que no podrá salir caminando del hospital, pero si podrá hacerlo en un futuro no muy lejano.

Tras someterlo el domingo a una cirugía de emergencia, los especialistas responsables de la operación dijeron que había pocas esperanzas de que el jugador pudiera recuperarse de la parálisis que lo afecta.

Todos sorprendidos

Pero Everett sorprendió por su rápida recuperación. El especialista ortopedista espinal Andrew Cappuccino, quien llevó adelante la cirugía, describió la evolución del puntero de los Bills como un "pequeño milagro".

El mejor síntoma de todo lo que le está sucediendo es el haber movido brazos y piernas voluntariamente

Everett continuó mostrando progresos el miércoles, y los médicos del equipo señalaron que había clara mejoría en sus funciones motoras.

"Continua mostrando mejoras en sus piernas al punto que consiguió doblar su cadera y extender la rodilla. Sus bíceps parecen fluctuar, menor actividad se registra en los brazos y no tiene movimiento en las manos, pero la rapidez con la que se dio su reacción es un gran signo", agregó Gibbons.

El mejor síntoma de todo lo que le está sucediendo a Everett es el haber movido brazos y piernas voluntariamente, después de ser despertado parcialmente.