Nadal
Rafa Nadal, en una imagen de archivo. 20minutos.es

A las nueve y media de la noche, los periodistas que aún habitaban el centro de prensa se repartían entre la sala de trabajo y la sala de prensa número 4. Con un aforo para 200 profesionales, allí estábamos más de 250. Comparecía el equipo español de tenis: ellos y ellas: Nicolás Almagro, Carla Suárez , Nuria Llagostera , Tommy Robredo , David Ferrer , María José Martínez, Vivi Ruano, María José Sánchez, y Rafa Nadal. ¿Adivinan por quién vinieron más de la mitad de colegas?

En apenas media hora, nos dio tiempo a hacer unas veinte preguntas, quince de las cuales fueron para el virtual número uno mundial, Rafa Nadal. Jugadoras como Nuria Llagostera o María José Sánchez no abrieron la boca, mientras otros como Nicolás Almagro y Vivi Ruano bromeaban intercambiándose los papelitos con sus nombres. David Ferrer estaba un poco más a su bola, mientras Robredo, otro que no paraba de bromear con Nadal y Almagro, sólo cambió el gesto cuando le quisieron preguntar en catalán y él se quedó en ascuas. Nadal zanjó el asunto: "Mejor en español". El de Manacor se pilló un cabreo importante por la cosa.

La rueda comenzó con un pequeño lío. Ante la invasión de periodistas, Nadal no supo ni cómo empezar: "¿Contesto en español o en inglés?", dijo entre risas.

"Me apetece muchísimo la medalla de oro, pero no estoy en mi mejor forma, porque la temporada ha sido muy complicada y larga , y aquí voy a tener rivales muy duros. La verdad es que no he tenido tiempo de disfrutar el número uno", comenzó Nadal.

Nadal separa los Juegos de cualquier torneo de tenis común, "esto es especial. Antes, sólo lo vivía por la tele", y espera prolongar el superlativo momento del deporte español: "Contador, Gasol, Sastre...ojalá el equipo de tenis continúe la buena racha". Pese a que Rafa buscaba diversificar respuestas entre sus compañeros, no daba abasto para responder una tras otra pregunta y a los cinco minutos, la primera botella de agua ya había caído. "¿Sólo respondo yo o qué?", se quejó.

Momento para las anécdotas

La rueda de prensa dio para un sinfín de momentos más que anecdóticos, pero uno muy particular pasó desapercibido. Fue cuando un periodista marroquí le preguntó a Nadal por la causa de su extraordinaria fuerza. "Xisca" , susurró David Ferrer, acordándose de la novia de Rafa. Con una mirada del número uno, bastó para que 'Ferru callase'. "No me siento el más fuerte del mundo ni con más fuerza que nadie. Soy un chico normal", zanjó el mallorquín.

>

Y si no le preguntaban a él, de él le preguntaban al resto. "Es un orgullo tener al número uno y aunque es imposible acercarse a su nivel, lo intentaremos", respondió Ferrer. "Rafa es una gran persona y conste que le peloteo porque le quiero ganar esta noche a la play", dijo Almagro.

Nadie quiso poner un tope de medallas. "Solo espero que el equipo lo haga como sabe, que demuestre el nivel de tenis", afirmó el capitán Emilio Sánchez Vicario, que alternó las tareas de protagonista y fotógrafo, inmortalizando a sus jugadores por razones periodísticas.

A las diez en punto, ya no hubo tiempo para más. Los jugadores se levantaron como resortes en busca de la cena y la cama. Toca descansar, pues alguno llega a Pekín fundido.

Se enfrentará a Starace

El ruso Dmitry Tursunov será el primer rival del suizo Roger Federer, primer cabeza de serie, en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, mientras que el italiano Potito Starace es el adversario del español Rafael Nadal, segundo cabeza de serie y número uno del mundo a partir del 18 de agosto.