A poco más de un año de que se disputen los mayores Juegos Olímpicos de la historia un estudio ha desvelado que menos de un 1,3 por ciento de los traductores que hay disponibles en Pekín son capaces de traducir para deportes.


Según informa el diario "Beijing Daily", unos 10.000 traductores serán necesarios para los JJ.OO. de 2008, y su preparación es insuficiente, según una encuesta llevaba a cabo por la Asociación de Traductores de China entre 15.000 profesionales.

Li Yashu, vicepresidente de esta asociación, informó de que los institutos y centros de idiomas tendrán que trabajar contrarreloj de cara a afrontar la enorme demanda que supondrán los Juegos.

"Se necesitan cursos intensivos para preparar a los traductores e intérpretes ya existentes de cara a los Juegos Olímpicos", explicó Li.