Fiesta en Brasil
El alcalde de Rio de Janeiro, Eduardo Paes, es abrazado por Pelé en una imagen de archivo correspondiente a la elección de la ciudad brasileña como sede de los Juegos Olímpicos de 2016. ARCHIVO

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, aseguró este viernes, a 1.001 días del inicio de los Juegos Olímpicos de 2016, que la ciudad brasileña lo hará "mucho mejor que Barcelona".

En una visita con periodistas a las obras de las instalaciones del Parque Olímpico de Río 2016, Paes alabó a Barcelona 92 por ser los Juegos que consiguieron "una mayor transformación" de la ciudad que los acogió, ya que lograron que la capital catalana se abriera al mar, gracias a la recuperación de las playas y la construcción del paseo marítimo.

Además, los peatones le ganaron terreno al asfalto, con la creación de nuevos espacios verdes y la mudanza de zonas industriales a residenciales, tal y como pretende conseguir Río 2016 con la transformación de su zona portuaria, en un proyecto que ha sido bautizado como "Puerto Maravilla".

Paes se mostró muy optimista con los plazos del proyecto del Parque Olímpico, que hoy se pudo comprobar que se encuentran en una fase muy inicial, y garantizó que las instalaciones se entregarán a tiempo.

Recursos públicos

El alcalde también destacó la importancia que, a su entender, tiene el hecho de que la mayoría del capital necesario para la construcción del Parque Olímpico sea privado y lo comparó con Londres 2012, que, según aseguró, "lo construyó todo con recursos públicos".

En la visita a las obras, Paes estuvo acompañado por el gobernador del estado de Río de Janeiro, Sérgio Cabral, y por el presidente del Comité Olímpico Brasileño y del Comité organizador de los Juegos, Carlos Arthur Nuzman.

Juntos pudieron ver el trabajo de los operarios encargados de las obras del Parque Olímpico, primero a bordo de un automóvil todoterreno y después desde un mirador, rodeados de periodistas y reporteros gráficos que siguieron a la comitiva en todo momento.