Jamaica, récord mundial en Londres
El equipo jamaicano del 4x100 celebra el oro y el récord mundial en Londres 2012. EFE

El atleta jamaicano, Usain Bolt, cerró su participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 con un tercer oro conseguido en el relevo 4x100 junto a Yohan Blake, Michael Frater y Nesta Carter.

Bolt repite triplete: 9.63 en 100, 19.32 en 200 y 36.84 en 4x100

El equipo formado por Nesta Carter, Michael Frater, Yohan Blake y Usain Bolt batió al de Estados Unidos, que con Trell Kimmonds, Justin Gatlin, Tyson Gay y Ryan Bailey logró la medalla de plata (37.04) y a Trinidad y Tobago, que obtuvo la de bronce tras la descalificación de Canadá.

La plusmarca anterior pertenecía al equipo jamaicano que, exactamente con la misma formación, el año pasado consiguió en Daegu el título mundial con 37.04.

En El Nido de Pekín, Bolt dejó en los Juegos del 2008 tres récords mundiales para la historia. Ganó los 100 metros en 9.69, los 200 en 19.30 y, como miembro del relevo, los 4x100 en 37.10. Cuatro años después ha repetido el triplete: 9.63 en 100, 19.32 en 200 y 36.84 en 4x100.

Tenía claro el récord

Después del récord mundial de las chicas estadounidenses (40.82), la final masculina de relevos 4x100 servía en bandeja a Jamaica la oportunidad del desquite.

Yohan viene muy fuerte y estoy seguro de que también van a llegar otros jóvenes

Jamaica y Estados Unidos habían corrido en marcas parecidas las series: 37.39 los antillanos, 37.3 los norteamericanos, pero el equipo amarillo había reservado a Bolt en la primera ronda. La presencia del "Relampago" en pista desequilibraba el duelo, aun cuando los jamaicanos no podían contar con el lesionado Asafa Powell.

Bolt no descartaba un nuevo récord mundial y no hablaba de farol. Por la calle seis, Nesta Carter pudo al equipo en cabeza en la primera curva y las transmisiones del testigo se fueron sucediendo sin errores hasta dejar al rey del esprint el honor de ejecutar a Bailey, que había recibido casi emparejado con él.

Al final de la carrera, afirmó que no sabe si estará en los próximos Juegos Olímpicos, en Río de Janeiro 2016, porque piensa que "va a ser duro" y que su compañero Yohan Blake "viene muy fuerte".

"He estado pensando en ello y creo que va a ser muy duro. Yohan viene muy fuerte y estoy seguro de que también van a llegar otros jóvenes. Veremos lo que pasa en los próximos cuatro años", afirmó tras la victoria del cuarteto jamaicano en el relevo corto.