Diego Ruiz
El atleta español, Diego Ruiz, se cayó en la serie de 1.500 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. EFE

Por primera vez en 24 años, desde Seúl 88, el atletismo español faltará a su cita con una final olímpica de 1.500, a cinco días del vigésimo aniversario de la mayor gesta lograda por un atleta español en esta prueba, la victoria de Fermín Cacho en Barcelona'92. David Bustos, Diego Ruiz y Álvaro Rodríguez sucumbieron en la primera ronda de 1.500. España no estará ni siquiera en semifinales.

Pocas veces el 1.500 había ofrecido tan pocas esperanzas al atletismo español como en estos Juegos. El balear David Bustos consideraba cumplido su objetivo del año con el bronce en los Europeos de Helsinki; Álvaro Rodríguez llegaba con los malos recuerdos de su eliminación en los continentales, y Diego Ruiz precedido de una larga serie de fracasos en grandes campeonatos.

12 participantes, 12 eliminados

Javier Cienfuegos, plusmarquista español de martillo con 76,21 metros, quedó eliminado en su primera experiencia olímpica con 73,73. El lanzador de Montijo debutó con un nulo, continuó con 63,79 y sólo se entonó en el tercero: 73,73, decimosexto en el conjunto de los dos grupos, a menos de un metro de la final. El duodécimo, el bielorruso Valery Sviatokha, se clasificó con 74,69.

España, como en Pekín 2008, no tendrá representación en 3.000 m obstáculos

España, como en Pekín 2008, no tendrá representación en la final de 3.000 m. obstáculos. Víctor García, Aldelaziz Merzoughi y Ángel Mullera quedaron eliminados en la primera ronda, ofreciendo, además, una penosa impresión en su primera experiencia olímpica.

Ángel Mullera, que pudo, al fin, hacer su debut al cabo de un auténtico culebrón que acabó con su inclusión en el equipo por decreto del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), cayó de bruces al suelo en la primera serie al tropezar con el portugués Alberto Paulo y acabó undécimo, antepenúltimo y eliminado.

El madrileño Víctor García ofreció la cara opuesta a la magnífica impresión que había dado un mes antes en los Europeos de Helsinki, donde se colgó la medalla de plata y pudo ganar la de oro de no haber tropezado en el último obstáculo. En Londres no ha estado en carrera. El bronce europeo y la marca de 8:15.20 conseguida antes en Huelva concedían a Víctor García opciones reales de pasar a la final, pero, en una carrera rápida, lanzada por el estadounidense Donald Cabral (2:46.00 el primer kilómetro), empezó a sufrir a cuatro vueltas del final y se retiró en la penúltima.

Abdelaziz Merzoughi, otro debutante olímpico, actual subcampeón de Europa sub 23, se quedó cortado en el segundo kilómetro y acabó duodécimo con 8:58.20.

31º, pero su día "más feliz"

Borja Vivas tuvo el indudable honor de ser el primer español en salir a la palestra en el estadio Olímpico, pero también el más dudoso de ser el primero en quedar eliminado. El malagueño vivió "uno de los días más felices" de su vida, según dijo, frente a 80.000 espectadores, pese a no lanzar más allá de 18,88 metros, una marca que le dio el puesto 31 entre 40.

Patricia Sarrapio será recordada por posar desnuda en una revista

La misma suerte corrió Patricia Sarrapio en triple. La madrileña será recordada en estos Juegos más por la portada de una revista española, en la que aparece desnuda junto con Ana Torrijos, que por su marca en su debut olímpico. Hizo un solo salto válido, de 13,64, y se despidió en el puesto 26 de 35.

La exjugadora de baloncesto Aauri Lorena Bokesa tuvo un fugaz estreno olímpico, eliminada en la primera ronda de 400 metros con una marca de 53.67 que le dio el sexto puesto en la tercera serie.

Bokesa, de 23 años, en posesión de una marca personal de 52.23 –quinta española de la historia– se dejó casi todas sus fuerzas en la primera mitad de la carrera y la recta final se le hizo larga.