Juanma López
Juanma López, en su etapa como futbolista del Atlético de Madrid. EFE

Hablar del Juanma López futbolista es hablar de una de las mejores épocas del Atlético de Madrid. Central duro pero limpio (presumía de que nunca lesionó a nadie), este 'one-club-man' estuvo durante la época de Jesús Gil (con quien tuvo una relación de amor-odio constante) en el conjunto colchonero, con todo lo que eso conlleva. Fue también internacional de aquella selección que ganó el oro olímpico de Barcelona, o la de Javier Clemente en la Eurocopa del 96.

Once temporadas en el primer equipo colchonero con el doblete de Liga y Copa (ganó tres) como máximo exponente de sus años, su retirada en 2001 tras muchos problemas de rodilla le abrió la puerta a otros negocios.

Pronto se dio cuenta de que sus concocimientos de los entresijos del fútbol le podían ayudar a tener unos lucrativos beneficios, y se hizo representante de futbolistas. Ahí, 'SuperLópez' pasó a otro nivel. Empezó a entender que había caminos en el balompié que no iban por el cesped.

Tras una década en la élite en el campo, se hizo un nombre como representante de jugadores. Por sus manos han pasado futbolistas veteranos como Álvaro Negredo, jóvenes con proyección como Jorge Meré o Diego Llorente o el prometedor sub21 Dani Olmo y contrastados como el madridista Nacho (también lleva a su hermano Álex) y el delantero, hoy rojiblanco, Álvaro Morata.

Ha sido con los movimientos con el exmadridista con quien más relevancia ha tenido, merced a que ha sido su jugador más rentable. También ha llevado a entrenadores como Joaquín Caparrós, o ha sido intermediario en operaciones como la de Otamendi al Valencia.

Se unió al fondo de inversión Doyen Sports Investment Limited junto a otros, y empezó a entender otro tipo de negocios. Junto a ellos, por ejemplo, se hizo con el Recreativo de Huelva por 1 euro, en una operación que hoy está bajo sospecha en la 'Operación Dean'... y que acaba de finalizar.

Apenas un mes antesde que saltara esta investigación, la aventura de López en el Decano acabó y el contrato de "gestión integral de servicios" (a efectos prácticos, llevar el club) de 10 años se cerró antes de que el Ayuntamiento de la ciudad onubense se hiciese con el 98% del capital social del equipo.

Segunda implicación en asuntos turbios

En 2004, fue investigado junto a otros exjugadores del Atlético, como Pedro Jaro, por su supuesta implicación en un caso de blanqueo de capitales procedente del narcotráfico. Un hermano de López fue detenido en la llamada 'Operación Barro'.

Su nombre junto al de Mariano Aguilar, con quien compartió vestuario en el Atlético, aparece en lo más alto de la 'Operación Dean', según la cual Doyen Sports ha defraudado unos 5 millones de euros a Hacienda.