Juande 'copia' el código ético de Guardiola

  • El nuevo entrenador blanco cuidará las salidas nocturnas y la alimentación de sus pupilos, que tendrán deberes en vacaciones.
  • Antecesores: Capello tenía mano dura; Del Bosque no tanto.
  • En el eterno rival, Guardiola ha impuesto su ley.
El entrenador del Real Madrid, Juande Ramos, durante una rueda de prensa en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. (EFE)
El entrenador del Real Madrid, Juande Ramos, durante una rueda de prensa en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. (EFE)
EFE

Dominar un vestuario como el del Real Madrid no es tarea fácil. Por eso, todos los entrenadores que llegan al club de Chamartín 'inventan' sus propias normas para domar a las fieras blancas.

Apenas una semana después de que firmara su contrato con el Madrid, Juande Ramos ya ha hecho saber su particular código ético.

Dentro del decálogo, el manchego quiere que los jugadores lleven una alimentación equilibrada, algo que, por lo visto, no hacían hasta ahora. Ve a un equipo pasado de kilos y quiere más ensalada y pasta y menos dulces. Todo ello para recuperar el estado de forma.

Además, no permitirá actos de indisciplina, ni dentro ni fuera del campo. A saber: no permitirá gestos de menosprecio -atento Guti- ni de falta de compañerismo y de entrega en el campo. Y por supuesto, mirará con lupa las salidas nocturnas de sus pupilos, que podrán salir siempre hasta una hora prudencial y sólo en los días de descanso.

Precisamente los días estivales son los que servirán para que los jugadores no se relajen. Les mandará una tabla para que hagan ejercicios durante sus vacaciones.

Schuster, Capello y Del Bosque, antecesores

Juande Ramos tiene distintos espejos donde mirarse. Y todos muy distintos.

Fabio Capello impuso la mano dura. Multa a los que no tuvieran máxima puntualidad y un estricto control alimenticio: no a las carnes rojas y sí al pescado. Pero lo más destacado del italiano era que les prohibía el uso del teléfono móvil incluso en el autobús.

Con Del Bosque, sin embargo, imperó todo lo contrario. Más libertad para los jugadores. A pesar de que consiguió muchos títulos -entre ellos dos Champions-, se le acusó de utilizar métodos anticuados y de conceder demasiado poder en el vestuario a jugadores como Fernando Hierro, Raúl y otros 'vips' del equipo.

El más inmediato a Juande, el alemán Bernd Schuster, quiso que los entrenamientos fueran a puerta cerrada. También, hace un año, la jornada intensiva de 7 horas. De normas, él no debió imponer muchas normas porque él mismo las incumplía, como no asistir a los entrenamientos voluntarios sin avisar al club. O asistir pero no entrenar.

Guardiola impone su ley

Juande puede tomar como ejemplo al técnico del eterno rival. Guardiola los quiere a las 12 de la noche en casa . De lo contrario, multa. Al igual que con la impuntualidad, con la que no será tolerante. Por llegar tarde al entrenamiento, hasta 6.000 euros de multa. Al desayuno, 500.

Visto los resultados deportivos del Barça, quizá estas normas de conducta sean una de las causas determinantes de la buena marcha del equipo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento