Juan Mata
Juan Mata, del Chelsea, celebra su gol ante el Manchester United. EFE

Un gol de Juan Mata en el minuto 87 dio el triunfo al Chelsea sobre el Manchester United (0-1), en Old Trafford, y el tercer puesto al conjunto de Rafa Benítez, en una 36a jornada de la Liga inglesa que también ofreció hoy un deslucido derbi de Liverpool (0-0).

Por más que tenga que soportar cada jornada los silbidos de una parte de su afición y de que el regreso de José Mourinho a Stamford Bridge se dé por hecho, Rafa Benítez está dispuesto a cerrar su paso por el Chelsea desde lo alto. De momento, ya lo ha clasificado para la final de la Europa League y casi tiene en la mano la presencia de los Blues en la Champions, tras su victoria sobre el United.

Alex Ferguson no sacó a David de Gea ni a Wayne Rooney

El Chelsea ahora es tercero, con cuatro puntos menos que el Manchester City y uno más que el Arsenal, que no obstante, también ha disputado una jornada más.

En Old Trafford, ganó el conjunto que más lo buscó, porque aunque actuase ante su público, el United, campeón por anticipado no mostró el mismo ímpetu.

Alex Ferguson no contó de salida con David de Gea, ni Wayne Rooney y Rafa Benítez reservó a Fernando Torres, protagonista el jueves en la clasificación a la Europa League.

En el segundo tiempo, entraron Rooney y Torres y fue más decisivo el primero... pero para mal. En el 87, una pérdida de balón del delantero del United ante el brasileño Ramires, que el inglés trató de camuflar como falta al borde del área del Chelsea, fue el origen de la jugada del único gol.

El balón llegó a Juan Mata y su disparo, ligeramente desviado por Phil Jones, acabó en la red de Lindegaard.

Un minuto después, una patada por detrás del brasileño Rafael a su compatriota David Luiz dejó al United sin capacidad de respuesta en los minutos finales.

Empate sin goles en el derbi de Liverpool

Poco antes, el 220 derbi de Mersyside no ofreció muchos motivos para el recuerdo. No tuvo ni la tensión, ni los goles de anteriores y se saldó con un empate que tampoco contenta a nadie.

Al Everton, porque acumula ya 14 años sin vencer en Anfield y lamentó el gol anulado en el segundo tiempo a Sylvain Distin, por supuesta falta sobre Reina a la salida de un córner, y al Liverpool, porque lejos de Europa ya sabe que lo más probable es que, por segunda temporada consecutiva, los "Toffees" terminen por delante en la clasificación, algo que no sucedía desde 1937.

A falta de dos jornadas para la conclusión de la Premier, el conjunto de Brendan Rodgers es séptimo, con 55 puntos, mientras que el Everton le antecede en la clasificación, con 60.