Juanjo Lobato impone su velocidad en la meta de Lucena de la Vuelta a Andalucía

El gaditano Juan José Lobato (Movistar Team), fotografiado a su llegada a la meta en la localidad cordobesa de Lucena, final de la segunda etapa de la Vuelta a Andalucía.
El gaditano Juan José Lobato (Movistar Team), fotografiado a su llegada a la meta en la localidad cordobesa de Lucena, final de la segunda etapa de la Vuelta a Andalucía.
SALAS / EFE

Si la línea de meta pica hacia arriba y Juanjo Lobato anda entre la concurrencia, es posible que el sprinter gaditano esté en la pomada por el triunfo. Y si hay un puertecillo cerca de meta, más factible aún. El velocista de Trebujena se desenvuelve a la perfección en esos finales con ligera pendiente y si ya lo confirmó en la segunda etapa del pasado Tour Down Under, este jueves llegó el turno de recordarlo en la Vuelta a Andalucía. Ganó Lobato, segundo éxito para él en 2015. Y segundo día con triunfo de etapa andaluz tras el de s compañero Javi Moreno en la crono de Coria del Río.

La ronda andaluza, en la que Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) se mantiene al frente de la general empatado a tiempo con el luxemburgués Bob Jungels (Lotto), unió este jueves Utrera con Lucena sobre 191 kilómetros  en los que ni faltaron los intentos de fuga, con un escapada de cinco integrantes que nunca logró irse más allá de los cinco minutos de margen, ni las colaboraciones entre los equipos con hombres rápidos, conscientes de que con dos finales en alto por delante ni podía dejarse nada a la improvisación ni mucho menos alimentar las valentías de los más modestos. Porque oportunidades para sprints, la de este jueves y la del domingo.

Cazado el quinteto a 20 kilómetros del final, allí donde la ruta entraba en su trayecto más orográficamente sinuoso, quedaba por ver si el Alto de la Primera Cruz podía impedir un sprint o, al menos, condicionar su número. Un puerto de tercera a siete de meta puede ser peligroso porque, en el ciclismo, la dureza la realzan o la mitigan el ritmo y la velocidad. Ni los intentos de Edet (Cofidis) en la subida, Quintero (Colombia) en la aproximación a Lucena o Selvaggi (Wanty), a 2,5 km del final, prosperaron y un grupo de generosas dimensiones se plantó en Lucena, en cuyo sprint Lobato batió con solvencia al alemán John Degenkolb (Giant), que viene de mostrar su corpulencia en Dubái en el marco de su transición de mero hombre rápido a clasicómano en ciernes, y al esloveno Grega Bole (CCC). Antes, eso sí, movimiento de Contador: arrancada y parada.

Este viernes la Ruta del Sol dará espectáculo sí o sí por el final ubicado en el Alto de Hazallanas, uno de los accesos a la ruta de la estación invernal de Sierra Nevada desde la localidad de Güéjar-Sierra que debutó en la Vuelta a España de 2013 con triunfo para Chris Horner, el estadounidense que acabaría imponiéndose en la general.  Una tercera etapa de la ronda andaluza que unirá Motril y Hazallanas sobre 167,6 kilómetros. Otro día para un mediático pulso entre Alberto Contador y Chris Froome.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento