El Comité de Ética de la FIFA ha suspendido provisionalmente durante 90 días al presidente Joseph Blatter, al vicepresidente y máximo mandatario de la UEFA Michel Platini y al secretario general Jerome Valcke, según un comunicado emitido por el organismo.

La duración de las sanciones, impuestas dentro de la investigación que se lleva a cabo dentro del máximo organismo futbolístico mundial por presunta corrupción, puede ampliarse por un periodo adicional no superior a 45 días.

El surcoreano Chung Mong-joon, exvicepresidente de la FIFA y aspirante a relevar a Blatter en la presidencia, igual que Platini, ha sido suspendido por seis años y multado por 100.000 francos suizos.

Blatter ha sido suspendido después de que el pasado 25 de septiembre el Ministerio Público de Suiza abriera un proceso penal contra él por sospechas de gestión desleal y abuso de confianza.

A Blatter se le acusa de "un pago desleal" de dos millones a Michel Platini

Entre otras cosas, la Fiscalía reprocha a Blatter "un pago desleal" de dos millones de francos (unos dos millones de euros al cambio de hoy) al presidente de la UEFA, Michel Platini "en perjuicio de la FIFA".

El dinero estaba destinado "supuestamente" a obras efectuadas entre 1999 y 2002, aunque el pago fue realizado en 2011, especificó la Fiscalía.

Asimismo, el Ministerio Público recrimina a Blatter haber firmado un contrato contrario a los intereses de la entidad con la Unión Caribeña de Fútbol, presidida por Jack Warner, antiguo vicepresidente de la FIFA y estrecho colaborador del presidente.

El Ministerio Público considera que al firmar dicho contrato, Blatter perjudicó a la entidad, especialmente FIFA Marketing & TV SA, lo que según la Fiscalía representaría "una violación de sus deberes de gestión".

La FIFA está envuelta en un caso de corrupción desde mayo pasado, cuando en vísperas del Congreso que reeligió como presidente a Blatter se detuvo a directivos y colaboradores de la organización por presunta corrupción, en el marco de una investigación de la Justicia estadounidense en colaboración con la suiza.

Paralelamente a la investigación estadounidenses, las autoridades suizas iniciaron pesquisas sobre la atribución de los mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Catar, respectivamente, que se han ampliado a otros asuntos.