El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, se ha mostrado este domingo en la Asamblea General de socios Compromisarios del club blaugrana muy molesto con las sanciones de la UEFA por la presencia de esteladas, banderas independentistas catalanas, tanto en la final de la Champions como en el Camp Nou en este inicio de campaña, y ha cargado contra el ente europeo al asegurar que "sanciona el derecho a la libertad de expresión" como sucedía en "épocas pasadas".

"En las últimas semanas hemos vivido situaciones poco habituales que parecen de épocas pasadas", abrió en referencia a las sanciones por las esteladas. "Por hechos así el club ha sido castigado por la UEFA, en una acción que atenta contra uno de los derechos de la democracia, el de la libertad de expresión. Nadie puede mutilar nuestro sentimiento", señaló en su discurso inicial ante los socios.

Bartomeu aseguró a la UEFA que "nadie" podrá "hacer callar el sentimiento" de los blaugranas. "La UEFA está sancionando el derecho a libertad de expresión de una afición que demuestra en cada partido en casa y fuera un comportamiento ejemplar. Nos sancionan por expresar unos sentimientos legítimos que no deberían ser sancionados en una sociedad moderna con unos mínimos derechos democráticos. Decimos basta, ya basta", se sinceró.

Ellos han querido convertir esta manifestación de sentimientos en una ataque político no sabemos contra quién

"La estelada no fomenta la violencia, no está prohibida en ningún sitio, representa el sentimiento legítimo de una gran parte de barcelonistas y catalanes. Es un símbolo que no puede ofender a nadie, ni tan solo a los que no lo comparten", comentó.

En este sentido, añadió que es un símbolo que está presente en la sociedad desde hace años. "Las esteladas están en las calles y balcones, y forman parte de la vida del socio del Barça. Una decisión como ésta solo se entiende desde una falta de sensibilidad y una lógica anacrónica que no se ajusta a los tiempos que vivimos", cargó.

"Siempre estamos a favor del legítimo derecho de expresar sentimientos, defenderemos siempre la libertad de expresión. Ellos han querido convertir esta manifestación de sentimientos en un ataque político no sabemos contra quién. Es un hecho insólito en nuestro país, han entrado en un terreno absurdo", explicó.

Por ello, reiteró que irán "hasta el final" para luchar contra este atentado a la libertad de expresión. "Ya tenemos suficiente, iremos hasta el final usando todos los recursos de la ley para defender los derechos de los socios. Recurriremos la sanción al Comité de Apelación de la UEFA, si no nos dan la razón iremos al TAS, si no, a los tribunales de Suiza y, si no, iremos al Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo", detalló.

"Estamos orgullosos de defender el legítimo derecho a la libertad de expresión, de ser diferentes. Nos hace fuertes. Y, este viernes, cuando tuvimos conocimiento de la admisión a trámite de la querella que 'Manos limpias' presentó contra el FC Barcelona porque su afición silbó el himno durante la final de Copa, nos defenderemos y ganaremos", concluyó.

Bartomeu abrió la Asamblea con su informe anual, ante los 511 socios compromisarios presentes a las 10.00 horas —en la segunda y última convocatoria— y después de que se hiciera un minuto de silencio en recuerdo de los socios blaugranas fallecidos en el último año.

Patrocinio de Catar

Además, Bartomeu ha afirmado que las negociaciones para cerrar el patrocinio con Qatar Airways siguen abiertas y ha confirmado que en las próximas semanas se anunciará un acuerdo, ya sea con la aerolínea árabe o con otra empresa, para que sea ratificado en una asamblea extraordinaria.

Después de que el propio Bartomeu, y el vicepresidente de mercadotecnia, Manel Arroyo, regresaran de Doha a mediados de esta semana sin un acuerdo para renovar el actual contrato de patrocinio de la camiseta del primer equipo, que finaliza en junio de 2016, el presidente azulgrana ha negado que las negociaciones estén rotas.

Ingresos récord

Los socios compromisarios que han asistido este domingo a la asamblea general del FC Barcelona han aprobado, por una amplia mayoría, la liquidación del ejercicio 2014-15, en el que se registraron unos ingresos récord de 608 millones de euros.

En total, estaban convocados 4.551 compromisarios, pero solo 713 (el 15,8%) se encontraban en el Palau de Cogressos de Catalunya para participar en la primera votación del día.

El 86,9% de ellos han aprobado la liquidación del pasado ejercicio, que además de unos ingresos de 608 millones de euros arrojó un superávit de 15 millones, que generan un acumulado de 128 millones de beneficios desde el año 2010.