Josef Ajram, buscador de límites

  • El ultrafondista español y agente bursátil Josef Ajram ha conquistado la Epic 5 : 5 ironman en 5 días seguidos.
  • "No soy un superhombre ni tengo un don especial como Nadal o Tiger Woods".
Josef Ajram.
Josef Ajram.
SEBAS ROMERO

¿Dónde está el límite? Esta pregunta es la que se sigue haciendo el ultrafondista español Josef Ajram, de 33 años, después de haber ganado la Epic 5, una prueba donde se completan 5 ironman (la modalidad de triatlón más exigente) en 5  días consecutivos en 5 islas de Hawái. En total, este catalán, de padre sirio y madre española, hizo 19 km nadando, 900 km en bicicleta y 210 km corriendo en 59 horas y 50 minutos. Una auténtica locura.

"No soy un superhombre ni tengo un don especial como Nadal o Tiger Woods. Simplemente creo que se puede conseguir todo lo que uno se proponga. Solo hay que entrenar con constancia y estar dispuesto a sufrir mucho", afirma Ajram.

"La mente es la clave de todo. Hay que estar muy concentrado e intentar no evadirse de la carrera. Y cuando estás cansado tu cabeza tiene que engañar al cuerpo", añade el ultrafondista, quien considera que "la soledad es lo más duro" en este tipo de pruebas. "No hay nadie que te anime y correr de noche se hace muy pesado". ¿Conoce el sabor de la derrota? "Claro que he abandonado competiciones. Pero la reflexión que hago es que todo el mundo es capaz de alcanzar sus objetivos si está motivado".

Una oficina al aire libre

Josef lleva varios años dedicado a larealización de pruebas extremas, algo que se ha convertido ya en una forma de vida para él. «Es una afición que ha ido creciendo poco a poco. Antes me pagaba yo todos los gastos, pero ahora se ha convertido en un trabajo", comenta. "Mi oficina es ir en bicicleta al aire libre. Soy feliz con lo que hago. Gracias a los patrocinadores puedo viajar y conocer sitios a los que de otra forma no podría ir. Es una forma de vida que engancha. Hay veces que cuando vuelvo a Barcelona después de una competición siento la necesidad de salir una hora y media en bicicleta", concluye el ultrafondista.

Pese a que es un gran competidor, Ajram no disfruta luchando con el cronómetro: "Mi filosofía no es ganar, sino sentirme bien con mi rendimiento. Me gustan los retos y controlar el tiempo impide poder disfrutar de la experiencia". Lo más llamativo de Josef son sus tatuajes. "Me apasionan", dice, "y todos tienen significado". ¿El último? Adivinen: el símbolo de la Epic 5 que luce en el pecho.

"En la Bolsa no existe la suerte"

Josef Ajram vive desde hace tiempo a caballo entre dos mundos de riesgo: el deporte extremo y la Bolsa. De formación autodidacta ("No me gustaba estudiar"), empezó como bróker (intermediario) y ahora es day trader (compra y vende acciones en el mismo día).

"La Bolsa no es un juego. No existe la suerte. Es un oficio en el que hay que estar dispuesto a perder", afirma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento