Parker, Gasol y Ginobili, en el banquillo
Parker, Gasol y Ginobili, en el banquillo, asumiendo la derrota de los Spurs. EFE

El alero Kevin Durant reivindicó su condición de líder de los Warriors de Golden State al aportar 26 puntos, nueve rebotes y seis asistencias que ayudaron a su equipo a conseguir la victoria a domicilio por 97-110 ante los Spurs de San Antonio en el tercer partido de la eliminatoria de primera ronda de playoffs de la Conferencia Oeste.

Un partido que estuvo marcado por el dolor y el luto de toda la familia de la NBA y en especial de los Spurs tras el fallecimiento la madrugada del miércoles de Erin Popovich, la mujer del entrenador del equipo de San Antonio, Gregg Popovic, que no estuvo en el banquillo y su puesto fue ocupado por el italiano Ettore Messina, que dirigió su primer partido de play-offs en a NBA.

Jugadores como los veteranos, el base francés Tony Parker, y el escolta argentino Manu Ginóbili, que guardan una relación especial de amistad con Popovich y su familia, admitieron que salir a disputar el partido era lo más difícil, porque su único deseo era estar al lado del entrenador que desde que llegaron a San Antonio, junto a su esposa Erin, les dieron todo el apoyo, cariño y ayuda.

Tampoco Pau Gasol estuvo excesivamente brillante: aportó seis puntos tras encestar 3 de 5 tiros de campo, falló los dos intentos que hizo desde la línea de personal y no fue a la línea de personal.

Mirotic guía a los Pelicans

El ala-pívot montenegrino español Nikola Mirotic jugó su mejor partido de playoffs como profesional y con 30 puntos lideró a los Pelicans de Nueva Orleans a la victoria de 119-102 ante los Trail Blazers de Portland en el tercer partido de la eliminatoria de la primera ronda de la Conferencia Oeste.

La inspiración y gran partido que realizó Mirotic permitió a los Pelicans conseguir el tercer triunfo consecutivo en la serie que les deja a uno más de alcanzar la barrida y conseguir por primera vez desde el 2008 el pase a las semifinales.

Embiid, el hombre de la máscara

El pívot camerunés Joel Embiid volvió con la cara protegida por una mascara e hizo su debut en los playoffs como estrella al conseguir 23 puntos que lo dejaron líder de los Sixers de Filadelfia que vencieron a domicilio por 108-128 a los Heat de Miami en el tercer partido de la eliminatoria de la primera ronda de la Conferencia Este.

La victoria permitió a los Sixers recuperar la ventaja de campo (2-1) en la serie que disputan al mejor de siete y el cuarto partido se jugará en el mismo escenario del American Airlines Arena, de Miami, el sábado.