Leo Messi
Leo Messi celebra un gol en un partido de Liga. EFE

El maratón liguero no da tregua, y la jornada 34 arranca este martes con el Barça buscando cerrar su vigésimo sexto título de Liga. Lo hará mañana si hoy los culés se imponen en su visita al Alavés y el Atlético pierde en el Wanda el miércoles ante el Valencia.

Desde casa podría llevarse el trofeo el conjunto azulgrana, aunque eso no preocupa demasiado en el club pese a enfriar la celebración. La prioridad es finiquitar lo antes posible el título liguero para poder centrarse en la Champions League, donde le espera un durísimo enfrentamiento en semifinales ante el Liverpool con solo seis días de descanso entre ambos partidos (1 y 7 de mayo).

Es por eso que Valverde no hizo rotaciones el sábado ante la Real Sociedad ni tiene previsto hacerlo hoy en exceso en la complicada visita al Alavés. Los vitorianos no atraviesan su mejor momento, pero mantienen sus opciones de jugar en Europa la temporada que viene y serán sin duda un correoso rival.

El Barça solo será campeón en esta jornada si gana en Mendizorroza. En ese caso, necesitará que el Valencia gane en el Wanda en el partido de este miércoles. Los de Marcelino llegan en un gran momento de forma, mientras que el Atlético, al que le queda ya solo esperar un milagro, quiere de momento amarrar la segunda posición.
Ernesto Valverde, técnico azulgrana, quiso darle al más que probable título azulgrana el valor que se merece. "Es una gran victoria convertir un título en algo previsible", dijo.

"No es lo habitual, lo habitual es pelear la Liga hasta el final, pero ojalá la podamos ganar con margen", añadió Valverde.

Sobre el triplete, el extremeño prefirió se cauto y no da ninguno de los trofeos por ganado. "Tenemos posibilidades de ganar tres títulos, pero también podemos no ganar ninguno. Todos los partidos cuentan mucho, vamos a esperar al final".

Huesca - Eibar y Valladolid - Girona

También para hoy, dos partidos con tres equipos jugándose la vida. El Huesca recibe al Eibar ya sin margen de error, necesita ganar sí o sí para recortar los ocho puntos que le separan de la permanencia, mientras que los armeros navegan por una zona cómoda de la clasificación.

Y dramatismo también en el otro choque, con un duelo directo entre Valladolid y Girona en Zorrilla. Los pucelanos han caído a la zona de descenso tras varios resultados negativos, aunque peor aún le va a los catalanes, que suman cinco derrotas consecutivas que le han dejado a solo dos puntos del descenso a Segunda división.

Este miércoles en el Wanda no solo está en juego el título, el Valencia quiere seguir apretando por la zona Champions, ahora a solo dos puntos. El Espanyol aún sueña con Europa (a cuatro) y recibe a un Celta que respira aliviado desde la vuelta de Aspas, que ha sacado a los vigueses del descenso. Y dos equipos en crisis, el Levante y el Betis, luchan por la salvación y entrar enEuropa, respectivamente.

La jornada se cierra el jueves. Primero con la visita de un Rayo Vallecano moribundo ante un Sevilla que, tras el mazazo en el Coliseum, necesita ganar para seguir en la lucha por la Champions. Después, una Real Sociedad con escasas esperanzas europeas ya apurará sus opciones ante un Villarreal que ha escapado de la zona de descenso (a cuatro puntos aún, eso sí). Y finalmente, el Getafe se juega su cuarta plaza ante un Real Madrid en el que Zidane sigue con sus pruebas.