Jorge Prado
Jorge Prado, un futbolista con rumbo a Chipre (J. París). JORGE PARÍS

Chipre es el nuevo mote que le han puesto a Jorge Prado en el Humanes, equipo del grupo 7 de Tercera División. El 29 de diciembre, este fuenlabreño de 25 años comenzará una nueva andadura en esta isla del Mediterráneo, a la que llega con la intención de unir su pasión, el fútbol, con el inglés, su asignatura pendiente.

Después de compaginar durante siete años sus estudios de Administración y Dirección de Empresas con el deporte, este lateral derecho madrileño quería abrir fronteras. Jorge se buscó representante por Internet, pues su intención era marcharse a algún equipo extranjero, a Inglaterra e Irlanda, pero surgió Chipre, «¿y por qué no?», se preguntó. Llegará al APEP chipriota en el mercado de invierno.

De la Tercera División española a la Segunda División chipriota, en la que el APEP ocupa la segunda posición, con opciones de subir a la máxima categoría. «Llegar a Primera es casi imposible, pero a lo mejor en Chipre lo consigo», comenta ilusionado.

Aunque asegura que el dinero «no era mi prioridad», su sueldo en Chipre triplica el que recibía en el Humanes, y, además, tiene primas por partido ganado, «me ponen casa y coche, así que me va a permitir ahorrar y todo», relata entre risas.

«Mi intención es aprender inglés», para lo que el madrileño ya se he apuntado a una academia; allí es el segundo idioma tras el griego. «Mi prioridad han sido siempre los estudios, y ahora también». Aunque si se ve tentado por una oferta del Madrid o del Barça, «no lo dudaría, me atrae más el fútbol, pero soy consciente de que en el futuro hay que trabajar».