Andy Murray, en Madrid
El tenista escocés Andy Murray, devuelve una bola al alemán Philipp Kohlschreiber, durante el partido de la segunda ronda del torneo Mutua Madrid Open. ALBERTO MARTÍN / EFE

Sustituto temporal de la extenista Amelie Mauresmo,  entrenadora de Andy Murray y alejada del circuito provisionalmente por su avanzado estado de gestación,  el sueco Jonas Bjorkman se mostró muy crítico con el Masters de Madrid por el horario del último compromiso de su pupilo, que arrancó casi a la una de la madrugada y acabó cerca de las tres.

Los horarios de juego de Madrid causan problemas a los jugadores todos los años…

"Los horarios de juego de Madrid causan problemas a los jugadores todos los años…" protestó Bjorkman en su perfil en una red social. Una queja motivada porque Murray se marchó a dormir cerca de las cinco de la mañana después de haber concretado su éxito sobre el alemán Phillipp Kohlschreiber por 6-4, 3-6 y 6-0. Un choque que duró menos de dos horas. Y este jueves,  a partir de las siete, debía jugar contra Marcel Granollers.

Las circunstancias de la jornada del miércoles en la Caja Mágica fueron alimentando este desfase. Y es que hasta cinco de los seis encuentros programados en la pista central  Manolo Santana se alargaron por disputarse a tres sets.

No es la primera queja que ha deparado el Masters de Madrid ni en la edición actual ni en las precedentes. La cuestión de la altura, la apuesta fallida por una tierra batida de color azul o, este año, la (tildada como "falta de respeto" por Carla Suárez) emisión de un compromiso del Real Madrid en la Champions, han sido algunos de esos episodios.