Johaug
La esquiadora noruega Therese Johaug. WIKIMEDIA

Un simple protector labial privará a la esquiadora de fondo Therese Johaug de participar en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) estimó el recurso de la Federación Internacional de Esquí (FIS) y amplió hasta 18 meses la sanción de 13 impuesta inicialmente a la noruega, figura mundial del esquí nórdico, por un positivo fuera de competición en septiembre de 2016.

La FIS presentó un recurso al TAS el pasado marzo en el que pedía la ampliación del castigo a un periodo de entre 16 a 20 meses, frente a los 13 impuestos por el Comité Olímpico Noruego a la tres veces medallista olímpica, quien dio positivo por un esteroide anabolizante prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Johaug dio positivo en un control realizado fuera de competición el 16 de septiembre del año pasado por 'clostebol', una sustancia que procedía de una crema prescrita por el médico de la selección para tratarse de una quemadura en el labio.

La esquiadora y la Federación de Esquí Noruega argumentaron que no se percataron de que la crema contenía 'clostebol', a pesar de que tanto la caja como el bote tenían un distintivo que avisaba de la posibilidad de dar positivo en controles de dopaje.

Según informó el TAS, después de la audiencia celebrada el pasado 6 de junio el panel de árbitros que estudió el caso consideró que, pese a ser "una violación inconsistente" de la normativa antidopaje, "está obligado a aplicar un castigo proporcionado al nivel de la falta, para asegurar la igualdad en la imposición de sanciones".

El TAS recordó que Código Mundial Antidopaje prevé una suspensión de entre 12 y 24 meses para un caso como el de Johaug, a la que impuso finalmente 18 meses de suspensión que empezaron a contar el 18 de octubre de 2016.

"Completamente desolada"

"Estoy completamente desolada. Soñaba con participar en los Juegos Olímpicos", reaccionó Johaug entre lágrimas durante una conferencia de prensa desde los Alpes italianos.

"No puedo entender la sanción de la que soy objeto. Me parece que es injusta", añadió la mediática esquiadora.

Johaug excluyó poner fin a su carrera deportiva, pero afirmó no saber "cómo será la motivación en el futuro".

Su suspensión tendrá efecto hasta el 17 de abril de 2018, lo que impedirá su presencia en Pyeongchang (Corea del Sur), para disputar la cita olímpica. A la esquiadora, que no había estado relacionada anteriormente con el dopaje, sólo le queda el recurso ante la Corte Suprema Suiza para un improbable cambio de rumbo de los acontecimientos.

Esta sanción supone un duro golpe para el deporte noruego, donde el esquí, y en especial el de fondo, es el deporte rey.