Brasil-Colombia
Un lance del partido de cuartos entre Brasil y Colombia. EFE

Con la firma de Joaquín Caparrós

Si nos centramos en lo puramente futbolístico, este mundial de Brasil 2014 no pasará a la historia por su espectacularidad. Sin embargo, estas semanas de fútbol nos han dejado momentos imborrables que superarán la barrera del tiempo. En primer lugar está el 1-7 que le endosó la selección alemana a la anfitriona, Brasil, en semifinales. La selección que, para mí, mejor fútbol ha desplegado en el campeonato, apabulló a un inerte equipo brasileño, incapaz de responder al impulso teutón. El equipo de Joachim Löw puede estar marcando el futuro del fútbol mundial con un juego agresivo, en el que sea aúnan el control del balón y la calidad y potencia física. El cuarto título mundial, más que merecido, así lo atestigua. Además, el gran delantero alemán Klose, ha marcado su nombre con letras doradas en la historia de nuestro deporte, al convertirse en el máximo goleador de los mundiales.

Costa Rica ha protagonizado otro de los momentos más destacados del campeonato. Los ticos liderados por un gran Keylor Navas, fueron capaces hacerse con la primera plaza del grupo D, eliminando a potencias como Inglaterra e Italia. En octavos vencieron en penaltis a Grecia y fueron precisamente los lanzamientos desde los 11 metros los que impidieron que consiguieran alcanzar cotas más altas, cayendo ante Holanda en cuartos de final. No obstante, Keylor y sus compañeros se han granjeado el halago por parte de aficionados y profesionales.

La selección colombiana me parece más una realidad futbolística que una posible sorpresaColombia ha sido otra selección que centrado muchos focos en Brasil, principalmente por el espectacular mundial de James Rodríguez. Como ya indiqué en un artículo anterior aquí en 20minutos, la selección colombiana me parecía más una realidad futbolística que una posible sorpresa o revelación. Muestra se su buen torneo han sido el galardón del propio Rodríguez como máximo goleador o el recibimiento de la selección en su país.

A nivel individual, además de los citados Keylor Navas y James Rodríguez, me gustaría destacar a Khedira, Lahm y Robben. El primero ha sido capaz de rendir a un gran nivel en este mundial tras una durísima rotura de los ligamentos de la rodilla derecha el pasado noviembre. Por su parte, los viejos rockeros Lahm y Robben han demostrado ser jugadores un nivel difícilmente alcanzable en el que probablemente haya sido su último mundial. La guinda para los jugadores alemanes ha sido su triunfo en la final.

Para nuestra selección, Brasil 2014 debería ser un paso atrás que nos debe servir para tomar impulso de cara al futuro. Todo lo analizable ya ha sido objeto de numerosos artículos y opiniones. Debemos aprender y mirar al futuro con optimismo.

Tras la victoria en la final ante Argentina, Alemania es desde ya el referente mundial a nivel futbolístico, refrendando el buen papel de esta selección en los últimos campeonatos internacionales. Además, su propia liga se ha convertido en el adalid de la organización, la asistencia a los estadios, la sostenibilidad económica, etc. Como he indicado anteriormente, creo que nos dirigimos hacia un fútbol en el que el poderío físico no exento de calidad y cuidado del balón será la meta hacia la que miren los grandes clubes y las grandes selecciones del universo fútbol y Alemania es la escuadra a seguir en este sentido.

Ahora toca centrarse en el fútbol de clubes mientras recorremos el largo camino que nos llevará hasta Rusia 2018.

Me despido agradeciendo a todo el Grupo 20minutos por la oportunidad. Espero que nos volvamos a leer pronto. Un fuerte abrazo.