La inoperancia del Betis facilitó la victoria del Valencia, que sigue ganando pese a la crisis. Miguel y Joaquín, aplaudidos en su retorno a casa, marcaron los goles. Sobis lo hizo por el Betis, pero demasiado tarde.