Semenya
La sudafricana Caster Semenya tras las semifinales de los 800 metros en los Juegos de Río. FRANCK ROBICHON / EPA / EFE

Joanna Harper decidió abandonar su carrera como atleta al poco tiempo de iniciar su proceso de cambio de sexo. La doctora, que nació hombre, asegura que notó que su rendimiento había descendido con respecto al de sus compañeros y sus marcas se redujeron hasta un 12% con el tratamiento hormonal.

En la actualdad, la doctora Harper actúa de consejera para el Comité Olímpico Internacional y el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y será una de las personas encargadas de opinar sobre 'el caso Semenya' antes de que el TAS tome una decisión.

Caster Semenya, según Harper, "compite con casi todas las ventajas de un hombre" dados los altos niveles de testosterona de la atleta sudafricana causados por su hiperandrogenismo. El TAS estudia si la doble campeona olímpica debe medicarse para reducir los niveles y poder seguir compitiendo.

Su caso lleva siendo objeto de polémica varios años y finalmente se va a tomar una decisión oficial sobre el mismo.