El expresidente del Barcelona Joan Laporta ha asegurado este jueves que no descarta presentarse a las próximas elecciones a la presidencia del club azulgrana, previstas para el verano de 2016. "No descarto presentarme y ser candidato en las próximas elecciones. Pienso que se están haciendo cosas que no corresponden. A partir de ahí se abre un mundo", ha comentado Laporta en una rueda de prensa. Laporta ha realizado estas declaraciones en la valoración sobre la demanda de Acción de Responsabilidad Social que ha exonerado a su anterior junta directiva de abonar 47,6 millones de euros.

"Socialmente era incontestable que habíamos gestionado muy bien el club; deportivamente también por los resultados, lo ganamos todo. Pensaron (la actual junta directiva) que tenían que generar la sombra de duda sobre nuestra gestión económica. ¿Cómo lo hicieron? Instrumentalizando la asamblea de compromisarios", ha considerado Laporta, quien ha agregado que "se ha hecho justicia y ha quedado acreditado que el Barça no estaba arruinado y eso es una buena noticia para la entidad".

Socialmente era incontestable que habíamos gestionado muy bien el club; deportivamente también por los resultados, lo ganamos todoEn su opinión, todo es "fruto de un resentimiento, de ganas de desprestigiar" y también "de crear esta sensación de que el club estaba arruinado" para aprovechar y tomar algunas decisiones, como "vincular Catar con la publicidad en la camiseta". "Nos pusieron todas las pérdidas del pasado. Pagamos las actas de Hacienda (etapa Nuñez), las pérdidas de Gaspar y unas pérdidas de presente y de futuro. Esta demanda cierra el círculo en todos los sentidos, también en el aspecto económico", ha insistido.

Acompañado por parte de su antiguo equipo directivo, Laporta se ha mostrado esperanzado en que la actual directiva no presente recurso a la demanda y que retire una querella aún existente contra el exdirector general Joan Oliver, considera que la paz social en el club siempre tiene que partir de quien ejerce el poder. "Siempre he deseado armonía y volver a la excelencia. La paz social solo está en la mano de quien ejerce el poder, si son inteligentes lo tienen que hacer con generosidad", ha insistido.

No obstante, si el club anuncia el viernes, cuando se reúne la Junta de forma extraordinaria para tratar este aspecto, o a partir de entonces, que recurre la sentencia reaccionará pensando que siguen "instalados en las ganas de desprestigiar". "Tendrían ganas de encarnizamiento hacia mi persona, no han sabido perder. El resentimiento es fruto de aquello que se envidia. Es muy fácil reconocer las cosas y más cuando mandas. No he recibido ninguna llamada y tampoco la espero", apostilló. "Estos señores se han puesto en este jardín, han hecho un mal uso de la Asamblea, pero no es cuestión nuestra. No hemos puesto ninguna demanda, solo hemos recibido castañas, nos hemos defendido. Tienen que salir ellos del embrollo en que han puesto al Barça, porque no tengo el honor en estos momentos de dirigir el club", concluyó en este sentido.

Podría presentarse de nuevo

Laporta reiteró que pese a no descartar ser candidato, ello no quiere decir que esté montando una candidatura y buscando gente. "Tengo claro que si lo hiciera hay personas que ya saben cómo hacerlo. Cabe la posibilidad de hacerlo, pero no me postulo ya como una oposición. Falta demasiado. Pero tengo la ventaja de que ya lo he hecho, sé cómo se hace, y no necesito tanto tiempo como otros y sé las personas que podrían gobernar el club", argumentó.

Tengo la ventaja de que ya lo he hecho, sé cómo se hace, y no necesito tanto tiempo como otros"¿Si echo de menos la presidencia? Pues te acuerdas de los buenos momentos, es bonito, pero no me gusta mirar atrás sino mirar hacia adelante. A veces me acuerdo, también de momentos difíciles, crea emoción y nostalgia pero no lo tengo tan presente como algunos piensan y te recuerdan constantemente, y te dicen cosas bonitas. No es que lo eche de menos constantemente", apuntó al respecto.

Eso sí, desvincula esta opción de la acción social de responsabilidad en su contra. "Esta sentencia no la he considerado en este aspecto, era algo de credibilidad. No lo he pensado, sí he pensado que era necesario para mi personal, nos ganamos la credibilidad y nos la querían malmeter. Nosotros gestionamos bien el club, es lo que me tenía ocupado. No pensaba en clave electoral", se sinceró.

"En el pasado tenemos referencias tan buenas y que nos hicieron disfrutar tanto, con Frank (Rijkaard) y con Pep (Guardiola) que tuvimos al mejor equipo del mundo con el mejor entrenador del mundo, que los resultados fueron fantásticos, y se lograron también en el Bernabéu. Hay que saber estar en los malos y hay que dar todo el apoyo a los técnicos y jugadores. Si apuestas por alguien, debes ser consecuente y darle apoyo. Estoy convencido de que volveremos a ganar", remarcó a nivel deportivo rememorando las gestas logradas bajo su mandato.