José Joaquín Arcega-Whiteside
El receptor maño juega en Stanford y apunta a la mejor liga del mundo. Stanford Football

José Joaquín Arcega-Whiteside es un jugador de fútbol americano que llama a la puerta de la NFL. El receptor maño hará historia al convertirse en el primer deportista español en presentarse al draft de la mejor liga de fútbol americano del mundo.

A sus 22 años, JJ es uno de los grandes talentos del fútbol universitario estadounidense. Es la estrella de la Universidad de Stanford, donde juega y estudia gratis gracias a una beca y donde ha batido diversos récords, como ser el primer jugador en sumar 1.000 yardas en una temporada de los últimos 19 años.

El jugador se crió en Estados Unidos, ya que sus padres se trasladaron de Zaragoza a Inman, Carolina del Sur, pueblo natal de su madre, cuando solo tenía siete años. En sus años mozos compaginó el fútbol americano con el baloncesto, deporte de tradición familiar, pero se decantó por el balón ovalado.

Genes de campeón

Arcega-Whiteside lleva el deporte en la sangre. Es sobrino de Fernando Arcega, uno de los jugadores que lograron la histórica plata de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. Su otro tío, Pepe Arcega, también fue un histórico jugador de la ACB en la década de los ochenta y los noventa. Incluso su madre fue jugadora de baloncesto en Estados Unidos.

Al ser un deportista demasiado físico para el baloncesto, JJ se centró en el fútbol americano y en la época del instituto destacó como receptor, jugador clave en el juego al ser el que debe atrapar los pases del quarterback.

Progresó hasta lograr una beca en una de las universidades más prestigiosas del mundo, donde juega mientras completa los estudios de Relaciones Internacionales.

En esta etapa ha llegado a trabajar como becario para la ex secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice, profesora en la universidad californiana, aunque toda su atención está centrada ahora en el draft de la NFL, el sistema de captación de jóvenes talentos que se celebrará entre este jueves y el sábado.

Las quinielas dicen que ‘JJ’ será elegido en segunda o tercera ronda. El jugador seguirá el desarrollo del reparto con sus padres. Solo falta saber el destino, que condicionará la vida de la familia de este ágil receptor de 1,92m y 102 kilos, que en unos días se convertirá en el segundo jugador español en aterrizar en la NFL tras Alejandro Villanueva, jugador de los Pittsburgh Steelers.