doblete
Bautista y Lorenzo TVE
El español Jorge Lorenzo (Aprilia) consiguió su segundo triunfo de la temporada al imponerse en el Gran Premio de España de 250 c.c. que se disputó en el circuito de Jerez pero en el que tuvo que esforzarse al máximo frente a sus rivales prácticamente hasta las últimas vueltas.

Desde el principio quedó claro que no habría fuga en solitario del campeón del mundo ni de ninguno de sus oponentes, pues el italiano Andrea Dovizioso (Honda) saltó como un poseso en la primera vuelta en busca de Lorenzo, que había salido muy bien y le superó para que no pudiese escaparse como ya había pasado en Qatar.

Dovizioso se erigió en líder de la prueba, pero tras su rebufo se instalaron un grupo peligrosísimo de pilotos de la talla de Héctor Barberá, Jorge Lorenzo, Álvaro Bautista y Alex de Angelis, quien desde la cuarta fila de salida supo remontar con rapidez y presteza para llegar hasta ese grupo antes de que se cumpliese el primer tercio de la prueba.

Durante todo ese tiempo quien marcó el ritmo al frente de la carrera fue Dovizioso, pero en el duodécimo giro pasó al ataque uno de los "rookies" de la cilindrada, el talaverano Álvaro Bautista (Aprilia), quien superó a todos sus oponentes y se puso líder, pero nadie cedió un ápice de terreno, salvo el sanmarinense Alex de Angelis (Aprilia), que acabó algo descolgado del cuarteto de cabeza.

Barberá cometió un grave error en la curva de entrada a meta y se fue por los suelos

Apenas una vuelta después se produjeron una serie de caídas que afectaron a varios participantes españoles, el primero de ellos Julián Simón (Honda), que estaba protagonizando una gran carrera, pues era sexto cuando rodó por los suelos sin solución de continuidad.

Bautista estuvo unas cuentas vueltas en cabeza, pero Dovizioso no quería sorpresas e intentó recuperar el liderato, si bien su intentona acabó siendo infructuosa, pues en un pequeño "pique" entre Barberá y Lorenzo pareció despertar el campeón y la carrera sufrió un cambio de ritmo impresionante.

Tras superar Barberá a Lorenzo, éste hizo lo propio con el valenciano y comenzó su particular ataque a Bautista y Dovizioso, que marchaban por delante de él, mientras que el piloto de Dos Aguas cometió un grave error en la curva de entrada a meta y se fue por los suelos. Ahí se acabaron sus opciones de podio en Jerez.

Lorenzo, mucho más aguerrido, intentó superar a Dovizioso y Bautista y lo consiguió, pero sus rivales, por donde pudieron, volvieron a doblegarlo. Habían comenzado las escaramuzas sin concesiones en busca de la victoria y el público acabó siguiendo las evoluciones de los pilotos de pie, para no perderse los constantes adelantamientos entre estos tres jóvenes campeones del mundo.

No obstante, la garra del campeón acabó por salir a relucir y en las dos últimas vueltas Lorenzo logró los metros de ventaja suficientes como para que nadie le arrebatase su segunda victoria de la temporada. Dos de dos posibles, todo un éxito de acierto del campeón mallorquín, a quien secundó en la línea de llegada su compatriota Álvaro Bautista (Aprilia), quien supo cerrar a la perfección todos los huecos ante el ataque de Andrea Dovizioso (Honda), que se tuvo que conformar con la tercera plaza.

Alex Debón fue el último de los españoles que se clasificó en la prueba del cuarto de litro y lo hizo en una espectacular quinta plaza después de pelearse un buen rato con los hermanos japoneses Aoyama, Hiroshi (KTM) y Shuhei (Honda), que por ese orden atravesaron la línea de meta.

El resto de los españoles de la cilindrada no pudieron concluir la carrera, en prácticamente todos los casos por caída en algún momento de la prueba. El primero fue Santiago Barragán (Honda), luego sucedió lo mismo con Álvaro Molina (Aprilia), después se retiro con problemas mecánicos Arturo Tizón (Aprilia), igual que Aleix Espargaró (Aprilia), mientras que Héctor Barberá (Aprilia) se cayó en su lucha con Lorenzo.