Spurs Jazz
Tim Duncan (izq.), de los Spurs de San Antonio, defiende ante Carlos Boozer (dcha.), de los Jazz de Utah, en la final de la Conferencia Oeste. EPA/LARRY W. SMITH
Mucho tendrán que cambiar los Jazz de Utah si no quieren caer a la primera en las finales de la Conferencia Oeste. Y es que los Spurs de San Antonio llevan camino de darse un paseo tras vencer por 105-96 en el segundo partido de la serie al mejor de siete.

La victoria deja a los Spurs con la ventaja de 2-0, y ambos equipos viajaron a Salt Lake City, donde se jugará el tercero y cuarto partido el próximo sábado y lunes, respectivamente.

El alero Tim Duncan con 26 puntos, 14 rebotes, cinco tapones, cuatro asistencias y dos recuperaciones de balón, lideró una lista de cinco jugadores de los Spurs que anotaron en dobles dígitos y dejaron a su equipo ganador en todos los apartados frente a unos Jazz sin ningún tipo de recursos.

Como sucedió en el primer partido, los Spurs sólo necesitaron forzar su máquina en el primera parte, para conseguir un parcial de 58-41 y dejar abierto el camino del triunfo con el menor esfuerzo.

El base francés Tony Parker iba a ser el verdugo de los Jazz. Anotó los seis primeros tiros que hizo a canasta y que abrieron la diferencia en el marcador, y aportó 17 puntos con 14 asistencias, su mejor marca en un partido de la fase final.

El escolta argentino Emanuel Ginóbili también consiguió la misma puntuación después de jugar 30 minutos. No fue el factor sorpresa de otros encuentros, pero hizo su trabajo al anotar 6 de 12 tiros de campo, incluidos 3 de 7 triples, y 2 de 2 desde la línea de personal, capturó cuatro rebotes, repartió tres asistencias y recuperó dos balones.

El espectáculo deportivo ofrecido por los Spurs y los Jazz volvió a ser falto de todo interés y calidad, especialmente después de haber visto las semifinales que el equipo tejano protagonizo con los Suns de Phoenix, una eliminatoria considerada por todos como las finales anticipadas de la Conferencia Oeste.

Los Jazz, que eliminaron a los Rockets de Houston en la primera ronda y a los Warriors de Golden State en la segunda, no han sido capaces hasta ahora de mantener consistencia durante los 48 minutos y eso les ha costado las dos derrotas fáciles que han sufrido.

A pesar que el alero Carlos Boozer consiguió 33 puntos con 15 rebotes y el base Deron Williams aportó 26 tantos y repartió 14 asistencias, los Jazz fueron superados por los Spurs en todos los aspectos del juego.

En el cuarto periodo se llegaron a poner siete puntos abajo en el marcador, pero nunca pudieron evitar que los jugadores de los Spurs anotasen siempre las canastas que les mantuvieron con un margen cómodo en el marcador.