Javier Tebas participa este miércoles en el Foro de Economía junto a Jaume Roures, dirigente de Mediapro. El presidente de la Liga fue cuestionado por la 'Operación Oikos', reciente desarticulación de la trama de amaños de partidos que tenía a Carlos Aranda y Raúl Bravo como cabecillas.

Tebas: "Lo de la Operación Oikos no me ha sorprendido porque llevamos años investigando y la LFP ha denunciado casos parecidos, pero las leyes no nos permitían ir más lejos. Aranda era un pájaro que vigilábamos".

"La Liga y las Fueras y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan desde hace un año para limpiar esta parte pequeña que perjudica al fútbol y a los patrocinadores que invierten en el progreso del fútbol en España", añadió el presidente de LaLiga.

Considera Tebas que hacen falta más denuncias por parte de los propios futbolistas: "Hay cierta omertá entre los jugadores, porque esto se pararía si desde el primer momento en los vestuarios se denunciara".

La relación de la Liga con la RFEF

"Con la RFEF terminaremos en los tribunales porque no puede ser que pretendan tener competencias que son de la Liga", dijo Tebas.

"En este país, el fútbol y los negocios de su entorno se parecen cada vez más a la película de Berlanga 'La escopeta nacional', quiero que España sepa quién y por qué querían cambiar lo que funcionaba en bemeficio de otros", añadió.

Futura Superliga Europea

"Es gravísima que se quiera hacer una nueva liga europea y debemos evitarlo porque bajarían los ingresos de nuestra LFP", aseguró el presidente. No hay más dinero de los derechos audiovisuales de la televisiones y, si hay liga europea, las ligas nacionales se morirán bajando los sueldos de los jugadores que no participen en la Europea", explicó.