Javier Tebas, vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional y representante del Betis en dicho organismo, realizó ayer unas sorprendetes declaraciones en el programa 'Intermedio' de Radio Marca en las que le daba la razón a Luis Fernández sobre la existencia de un complot de la Real Federación Española de Fútbol contra el conjunto bético.

El responsable de la patronal de clubes comentó que hasta el pasado fin de semana se resistía a creer en esa posibilidad, pero que ya no puede hacerlo más y que está convencido de que Ángel María Villar, presidente de la RFEF, está influyendo en los árbitros para que perjudiquen a los verdiblancos.

Hasta este domingo yo era muy escéptico y no me quería creer que desde la Real Federación Española de Fútbol se pudieran dirigir los arbitrajes

Tebas dejó clara su postura al señalar con rotundidad: "Hasta este domingo yo era muy escéptico y no me quería creer que desde la Real Federación Española de Fútbol se pudieran dirigir los arbitrajes. No me lo quería creer, a lo mejor me quería autoconvencer y quería seguir con mi pelea contra un cambio en los dirigentes de la Real Federación Española de Fútbol, pero es que a partir de este domingo, y estamos a miércoles, he entrado en un periodo de reflexión en el que me creo que se influye. Y fíjese la gravedad de lo que nos encontramos, que un presidente de la Federación utilice los arbitrajes contra un club. Creo que por desgracia es así. Estoy en un periodo de reflexión porque no quiero perjudicar al Betis, pero creo que no es casualidad porque ya lo ha hecho con otros clubes".

Tebas también hizo hincapié en el caso de las primas a terceros.

Según el vicepresidente de la LFP, hay equipos y jugadores llamando a otros clubes para pedirles dinero por ganar a un tercero en beneficio de esa entidad que les primaría: "Se está produciendo un efecto entre algunos jugadores y algunos equipos en el que el equipo que tiene que ganar es el que llama al club y dice: Oiga, que el domingo nosotros jugamos contra el otro, prímenos para ganar. Qué mensaje se está mandando con esa cuestión: Pues que, oiga, que si no me priman, el esfuerzo igual no es el requerido. Eso es inmoral e ilegal".