Javier Fernández, en acción
El patinador español Javier Fernández, durante el ejercicio en los Juegos Olímpicos. EFE

El español Javier Fernández ocupa la segunda plaza de la prueba de patinaje artístico de los Juegos Olímpicos de PyeongChang, que se disputa en el Ice Arena de Gangneung y que, tras el programa corto, lidera el japonés Yuzuru Hanyu.

Hanyu, que defiende en Corea del Sur el título olímpico que ganó hace cuatro años en Sochi (Rusia), sumó un total de 111.68 puntos, 4.10 más que el español, que el mes pasado firmó su sexto título europeo seguido.

Bajo los acordes de Tiempos Modernos, Fernández realizó un ejercicio elegante y muy práctico, sin apenas cometer errores que le alejaran de la ronda decisiva que repartirá medallas, a disputar este sábado. Su ejercicio fue casi perfecto. Otro nipón, Shoma Uno, ocupa la tercera plaza, al haber valorado los jueces su ejercicio con 104.17 puntos.

Tras su actuación, Fernández rebosaba optimismo: "Estoy muy satisfecho, creo que ha sido un programa excepcional, un programa bueno. 107 puntos al fin y al cabo son muchos puntos para competir mañana, en el programa largo. Cuatro puntos de diferencia no son nada y mañana puede ser un gran día. Sí que estaría conteno con el podio, pero el sueño sería ser el primero".

Fernández también aprovechó para felicitar a Regino Hernández por su medalla en snowboard. "Claro que me enteré. ¿Cómo nos vamos a enterar? Estamos siempre atentos a lo que hacen los otros deportistas españoles. Y por supuesto que me alegré muchísimo. Regino me gusta mucho como persona y como deportista".

El otro español participante en la prueba, el vasco de origen colombiano Felipe Montoya, acabó vigésimo noveno el programa corto, con 52.41 puntos, por lo que no pasó el corte; y no disputará este sábado el programa libre que decidirá la prueba.

En la otra participación española destacada de la jornada, Ander Mirambell se quedó fuera de la manga decisiva en skeleton, pero cerró su mejor participación olímpica, con una vigésimotercera plaza