James Rodríguez
James Rodríguez en rueda de prensa. EFE

James Rodríguez, futbolista del Bayern Múnich declaró en su vuelta al Santiago Bernabéu, donde su equipo se enfrentará al Real Madrid en la vuelta de las semifinales de la Champions este martes, que no tiene "nada que demostrar a nadie" y que no tiene "nada en contra" ni de Zinedine Zidane ni del club blanco.

"Yo no tengo nada que demostrar a nadie, por ahora el presente es el Bayern, estoy bien y feliz, pensando sólo en el partido. Ojalá pueda hacer una buena Copa del Mundo también, después ya veremos, pero por ahora estoy bien aquí. En el futuro nadie sabe lo que puede pasar. Ojalá pueda ayudar para que el Bayern pase haciendo buen fútbol", afirmó Rodríguez este lunes en rueda de prensa.

El centrocampista mostró sus sentimientos encontrados en su vuelta a Madrid. "Es algo lindo estar aquí otra vez después de un año, cuando disputé el último partido con el Real Madrid. Siempre es lindo volver a la que fue tu casa tres años, es algo bueno, es una mezcla de sentimientos lindos hacia este campo y esta ciudad", señaló.

En este sentido, aseguró que, en caso de marcar, no celebrará un gol porque estuvo "bien" y le trataron "muy bien" en el club, donde "siempre" quiso estar. "Fueron tres años únicos donde pude conseguir muchos títulos y ganarlo casi todo. Es una cuestión de respeto hacia esta gente, siento que fui muy feliz aquí. No sé qué recibimiento me harán, creo que será bueno porque he dado todo cuando pude jugar aquí", indicó.

El internacional apuntó que no tiene "absolutamente nada" hacia Zinédine Zidane ni hacia el Real Madrid tras su marcha. "No son sentimientos de rabia ni de ganar contra él, solamente quiero hacer buen partido, pasar esta fase y jugar la gran final. No tengo nada en contra de él y nada en contra del club, son sentimientos de gratitud", comentó.

En relación a esto, James manifestó que estuvo a un buen nivel en el conjunto blanco. "Nadie tuvo culpa de mi salida, cuando tuve oportunidades de jugar hice cosas buenas, goles y pases. El primer año pude jugar siempre y cuando juegas más, tienes más oportunidades de hacer más goles y pases. Al jugar menos pasa lo contrario. Cuando pude jugar estuve a un nivel bastante bueno", explicó.

En cuanto al partido, el jugador sudamericano recordó que deben "hacer goles", su error en la ida, para tener opciones de pasar. "Creo que hicimos un partido bueno en la ida y ahora tenemos que intentar jugar bien y hacer un partido con intensidad y con muchas ganas. Debemos estar finos", agregó.

El colombiano opinó que lleva una "buena temporada" en el conjunto muniqués. "En el Bayern estoy en una parte del campo un poco más atrás, no estoy tan cerca del arco contrario como cuando jugaba aquí y cuando lo hago en la selección. Eso se debe a que estoy en una parcela del campo en la que corro más, el técnico pide que corramos todos y yo también puedo hacerlo, hay que hacerlo con muchas ganas", concluyó.