15 September 2019, Spain, Madrid: Dutch cyclist Fabio Jakobsen of Deceuninck - Quick-Step celebrates after winning the final stage of the 2019 edition of the 'Vuelta a Espana' Tour of Spain cycling race, 106,6 km, from Fuenlabrada to Madrid . Photo: Yuzur
15 September 2019, Spain, Madrid: Dutch cyclist Fabio Jakobsen of Deceuninck - Quick-Step celebrates after winning the final stage of the 2019 edition of the 'Vuelta a Espana' Tour of Spain cycling race, 106,6 km, from Fuenlabrada to Madrid . Photo: Yuzur Yuzuru Sunada/BELGA/dpa

Jakobsen se llevó la guinda del pastel de Roglic, quien logró así la primera 'grande' para su palmarés. En el podio definitivo de la carrera, el esloveno estuvo acompañado por su compatriota Tadej Pogacar (UAE Team Emirates), desde el tercer puesto, y por el español Alejandro Valverde (Movistar Team), subcampeón de la prueba a sus 39 años.

El circuito final por las calles capitalinas acabó brillando, pese a las malas condiciones meteorológicas que se auguraban en la víspera. El sol salió a tiempo para ser testigo de la segunda victoria de etapa para Jakobsen en esta Vuelta, después de la conseguida el pasado 27 de agosto durante el cuarto día de competición en carretera.

Aquella vez, a la conclusión de 175,5 kilómetros disputados entre Cullera y El Puig, el neerlandés obtuvo el triunfo gracias a una 'photo finish' con la que superó por pocos centímetros al irlandés Sam Bennett (BORA-hansgrohe). Como un 'déjà vu', este 15 de septiembre se vivió un desenlace idéntico, quedándose Bennett con la miel en los labios.

El cronómetro de 2:48:20 que hizo el vencedor en la línea de meta fue pura anécdota, puesto que los lugares de honor en la clasificación general ya se habían repartido durante la penúltima etapa en la Plataforma de Gredos (Ávila). Por ello, Roglic vivió un domingo tranquilo y celebró su maillot rojo con un rodaje más cercano a una visita turística que a un día de competición en una 'grande' ciclista.

El equipo Deceuninck-Quick Step compactó el pelotón cuando algún corredor valiente intentaba atacar, fraguando de tal manera un esprint que aprovechó de fábula Jakobsen para cruzar la meta en primera posición. El vitoriano Jon Aberasturi (Caja Rural-Seguros RGA) fue, siendo cuarto, el primer español en esa llegada multitudinaria en la Plaza de Cibeles.