La UEFA comunicó hoy su decisión de prohibir la disputa de partidos de competición europea en Israel "hasta nuevo aviso", debido al actual "conflicto bélico" entre ese país y la milicia chií de Hizbula.

La UEFA ya había acordado la pasada semana que los partidos de ida de la segunda previa de la Copa de la UEFA en la que los conjuntos israelíes debían actuar como locales se jugaran en terreno neutral, por lo que instó a la Federación de Fútbol de Israel y sus clubes a proponer lugares alternativos.

Además, el organismo anunció que los encuentros Hapoel Tel Aviv-NK Domzale de Eslovenia y Bnei Yehuda Tel Aviv-Lokomotiv Sofía de Bulgaria, ambos de la Copa de la UEFA y que se disputarán el próximo jueves, se jugarán finalmente en la ciudad holandesa de Tilburg y en la localidad eslovaca de Senec, respectivamente.

El próximo lunes, la UEFA tomará una decisión sobre el partido de vuelta de la tercera ronda de clasificación de la Liga de Campeones entre el Maccabi Haifa y el Liverpool inglés, que se disputará el 23 de agosto, y para el choque de la Copa de la UEFA entre el Beitar Jerusalén y el FC Dinamo 1948 de Bucarest, al día siguiente.